El Blog de Capitalismo Consciente

10 consejos básicos que te ayudarán a aprender a escuchar

Las habilidades comunicativas representan uno de los pilares básicos que todas las investigaciones sobre management asignan al liderazgo. Pero esta competencia no se limita a enviar mensajes, sino que una buena comunicación implica un adecuado feedback, donde tan importante es saber trasladar las ideas como aprender a escuchar a los interlocutores.

La escucha activa como capacidad inherente al liderazgo

Como señalan Bob Chapman y Raj Sisodia en su libro Everybody Matters, existen tres claves en el liderazgo:

  • Una profunda escucha
  • Una vulnerabilidad auténtica.
  • Una corajosa paciencia.

Aunque en la cultura empresarial tradicionalmente ha imperado el concepto de que los líderes son aquellos que dicen a los demás profesionales qué hacer o cómo actuar, estos autores afirman que aprender a escuchar es realmente lo que marca la diferencia respecto a la capacidad comunicativa de un directivo.

“Cada cliente quiere ser comprendido. Lo mismo ocurre con cada trabajador, proveedor y socio empresarial”, explican en Firms of Endearment Raj Sisodia, David Wolfe y Jag Sheth, quienes destacan la necesidad de trabajar la empatía para aprender a escuchar y poder así desarrollar una cultura del cuidado propia del Capitalismo Consciente. Un ejecutivo que, por ejemplo, se evade mientras un trabajador le está comentando una propuesta para un nuevo proyecto generará en el empleado la sensación de que sus ideas no importan a la organización. O un CEO que se muestra a la defensiva o especialmente agresivo como consecuencia de sus prejuicios durante una reunión con un posible partner provocará que la alianza no prospere o, si lo hace, no sea bajo una relación sólida de confianza.

Aprender a escuchar

Decálogo para aprender a escuchar

Ahora bien, dada la histórica hegemonía del concepto de líder emisor, aprender a escuchar no es una tarea sencilla para los altos cargos, pero sí que se puede potenciar notablemente, especialmente con formación específica en liderazgo consciente.

¿Cómo pueden estos directivos mejorar su habilidad comunicativa?

  1. Presta atención. Puede parecer obvio, pero es habitual descubrir cómo nuestra mente se ha ido a otro lugar mientras alguien nos está hablando. Para aprender a escuchar, el primer paso consiste en concentrarnos en la conversación y esforzarnos por mantener la atención en el emisor, evitando distracciones externas o internas.
  2. Céntrate en su respuesta, no en la tuya. Muchas veces, mientras nos hablan, ya estamos pensando en cómo vamos a rebatir uno u otro punto. Sin embargo, este comportamiento no es propio del líder consciente, para quien lo importante es el bienestar de los grupos de interés y no si lleva o no razón.
  3. Capta el lenguaje no verbal. Gran parte de la información procede del lenguaje no verbal. Fijarnos en el tono de la voz, los ojos o la postura de nuestro interlocutor no va a ayudar a descubrir cuál es su estado anímico.
  4. Usa la comunicación corporal. Del mismo modo, también podemos utilizar nuestro cuerpo para transmitirle nuestra comprensión a la otra persona.
  5. Hazle saber que escuchas. Asentimientos con la cabeza, pequeñas interjecciones y gestos y sonrisas de aprobación son algunos de los recursos que tienen los líderes para confirmar a la otra persona que tienen toda su atención.
  6. Confirma el mensaje. Para que el mensaje del emisor y el receptor no se desvirtúe es importante repetir las ideas que se han entendido a la otra parte, de modo que podáis matizar el contenido final sin malinterpretaciones. Pregunta todos los detalles hasta que clarifiquéis hasta el más mínimo detalle.
  7. No interrumpas. Es un signo de que hay mucho que mejorar. Cuando alguien está exponiendo una idea no debemos intervenir, sino dejarle el tiempo que necesite para exponer su punto de vista. Así podrá explicarse lo mejor posible y podremos comprender lo que quiere transmitir.
  8. Sé asertivo. Importa lo que decimos y cómo lo decimos. La asertividad va unida a la escucha activa y permite trasladar nuestra perspectiva de forma positiva, sin que cause malestar en la otra persona.
  9. Practica la empatía. Ponernos en la piel del interlocutor y tratar de ver con sus ojos la situación que nos está comentando es de mucha utilidad para conseguir alto grado de entendimiento.
  10. Pide perdón. Eso sí, con sinceridad. Los auténticos líderes saben pedir disculpas cuando es su turno y lo hacen porque realmente creen que han cometido un error y que su equipo debe ser resarcido.
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment