El Blog de Capitalismo Consciente

5 actividades de team building para líderes conscientes

Para los autores Don Dunoon and Ellen Langer, liderar supone “generar un sentido compartido que impulse los cambios necesarios para enfrentar problemas difíciles”. Pero, ¿cómo podemos compartir este objetivo con el resto del equipo? ¿Cómo fomentamos la colaboración de los trabajadores?

En este sentido, las actividades de team building pueden contribuira construir equipos cohesionados y de alto rendimiento. Se trata de ejercicios y prácticas organizados por las empresas como procedimientos complementarios al trabajo diario, en el que de forma lúdica, se potencia la cooperación y el entendimiento entre los miembros de la compañía. Juegos, gymkanas, raids de aventura… son algunas de estas prácticas.

En un mundo que evoluciona rápidamente, son los líderes conscientes los que deben anticiparse a los nuevos desafíos, servir de guía a los equipos de trabajo y contagiar su espíritu a los trabajadores. En esta misión, las actividades de team building pueden convertirse en un gran aliado.

Ahora bien, además de las actividades de team building, para desarrollar la motivación de los equipos, los líderes deben tener presentes también las siguientes conductas:

  • Delegar gradualmente. Como responsables, debemos conocer las fortalezas y debilidades de cada trabajador y aprovechar esta información para delegar responsabilidades entre los empleados. Empoderando a los colaboradores conseguiremos que se sientan integrados dentro de la misión de la compañía y luchen por los fines de la organización como si fueran metas personales. Ahora bien, debemos llevar a cabo este proceso con coherencia, teniendo en cuenta las habilidades de cada persona, pues cargar demasiada responsabilidad sobre un trabajador puede causar el efecto contrario, desmotivando al equipo. Lo más aconsejable es desarrollar el empowerment de forma gradual, otorgando una fase inicial de apoyo al trabajador hasta que esté preparado para afrontar la tarea en solitario.
  • Potenciar el desarrollo. Para que los colaboradores puedan asumir responsabilidades es vital que fomentemos su capacitación profesional. Es misión de los directivos de las empresas conscientes habilitar cauces y vías que permitan el impulso del potencial de los empleados, lo que afectará a su confianza y autoestima. De este modo, contaremos con un capital humano preparado técnica y emocionalmente para afrontar mayores retos, al tiempo que demostramos la preocupación de la compañía hacia sus miembros.

Actividades de team building

  • Reconocer el trabajo. Para que las actividades de team building sean efectivas, como responsables de un equipo, tenemos que valorar los éxitos de los empleados, aunque sean pequeños. Alentando estas buenas prácticas conseguiremos que esta actitud se contagie y crezca dentro del lugar de trabajo, mejorando la motivación de la plantilla. Será de gran ayuda realizar, previamente, un reparto de tareas basado en las fortalezas de cada persona, lo que contribuirá a obtener los mejores resultados de cada persona.
  • Aceptar los fracasos. Nadie, ni el mejor profesional de la historia, está libre de tropiezos. Todos cometemos errores a lo largo de nuestra carrera, por lo que como líderes de un grupo tenemos que aprender a ser comprensivos con los fallos de los trabajadores, siempre que no se conviertan en la norma general, y hacernos co-responsables de los mismos, desarrollando nuestra tolerancia al error. Celebrar los aciertos y compartir los errores lo que realmente nos convertirá en equipo.
  • Apoyar al grupo. Una de las mejores formas para construir un grupo de trabajo cohesionado es conectar individualmente con cada integrante; solo conociendo cuáles son los objetivos y preocupaciones de las personas con las que trabajamos, yendo un poco más allá de la esfera estrictamente laboral, podremos vislumbrar el mejor camino para potenciar la mejor versión de ellos.
5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment