El Blog de Capitalismo Consciente

6 claves del liderazgo empresarial: líderes inteligentes Vs. sabios

Las organizaciones con grandes líderes obtienen hasta tres veces mejores resultados en rentabilidad, calidad de los productos y servicios, compromiso de los empleados y satisfacción del cliente, según el informe Global Leadership Forecast Report.

Es lógico pensar que todas las compañías querrían pertenecer a este selecto grupo, aunque para ello debemos reflexionar previamente sobre qué es ser un gran líder en el contexto actual de liderazgo empresarial.

Reformulación del modelo para el nuevo escenario de liderazgo empresarial

En las últimas décadas, la figura del líder inteligente, aquel con una marcada visión de futuro, que busca el crecimiento de la compañía afrontando riesgos y aprovechando nuevas oportunidades, ha prevalecido sobre el resto de modelos, aunque no está exento de inconvenientes.  

El hándicap de los líderes inteligentes es que olvidan que en la fórmula del éxito deben conjugarse acción y planificación, pero también alma, corazón e intuición para no perder durante el camino el propósito de sus acciones.

Sin embargo, la irrupción en la actualidad de una nueva concepción de la estrategia empresarial, el Capitalismo Consciente, donde la generación de valor para la sociedad se antepone a la búsqueda agresiva de rentabilidad a corto plazo, introduce una nueva concepción de liderazgo empresarial, focalizada en la sabiduría.

“La sabiduría es lo que queda después de haber agotado las opiniones personales”.- Cullen Hightower

El líder sabio desembarca en las empresas para suplir las carencias del líder inteligente en este nuevo escenario, aportando humildad, ética y voluntad de co-crear con los demás.

Los autores Prasad Kaipa y Navi Radjou, en su obra From Smart to Wise: Acting and Leading with Widsom, definen al líder sabio como aquel que aúna inteligencia, reflexión e introspección para obtener mejores resultados.

liderazgo empresarial

Liderazgo empresarial desde la sabiduría

¿Cómo podemos distinguir un liderazgo empresarial ejercido con inteligencia de otro desarrollado con sabiduría? Kaipa y Radjou señalan seis diferencias principales:  

  • Perspectiva. Es cierto que los líderes inteligentes cuentan con una destacada visión de futuro, pero su ambición de conseguir sus retos les impide ver otros aspectos que afectan al éxito empresarial. En cambio, los líderes sabios emplean perspectivas globales gracias al desarrollo de una inteligencia sistémica, que les permite comprender los cambios complejos del sistema y el comportamiento de grupos de interés. Para los líderes conscientes, las ideas están interconectadas y aprovechan este amplio ángulo de visión para trabajar por un objetivo compartido entre la empresa, trabajadores, proveedores, clientes y sociedad.
  • Reflexividad. Los líderes sabios no se dejan llevar por la impulsividad propia del liderazgo empresarial inteligente. Buscan el equilibrio y, para conseguirlo, analizan la situación desde todos los puntos de vista y ajustan sus decisiones a las circunstancias.
  • Convicción en sus valores. Mientras una gestión empresarial inconsciente puede dejarse influir por un exceso de ego y orgullo en la toma de decisiones, el líder sabio es humilde. Sabe cuál es su papel dentro de la compañía y siempre mantiene sus acciones al servicio de la empresa, sus miembros y la sociedad.
  • Toma de decisiones. La intuición de los líderes sabios les permite adoptar decisiones que toman en cuenta un contexto amplio, sin olvidar los valores personales y la ética. Son capaces de escuchar a todos los implicados para reformular su postura, si fuera necesario. En cambio, un líder inteligente puede verse arrastrado por su anhelo de recompensa personal, tomando decisiones arriesgadas, precipitadas y unilaterales.  
  • Flexibilidad. El liderazgo empresarial inteligente se asienta sobre opiniones sólidas e inapelables, alejadas al máximo de la ambigüedad. Por su parte, los líderes sabios van a ser firmes en cuanto a los valores y objetivos de la compañía, pero son capaces de adaptar su postura si el contexto cambia.
  • Motivación. El éxito y reconocimiento profesional son los motores que impulsan a los líderes inteligentes. Por el contrario, un liderazgo empresarial ejercido con sabiduría está al servicio del propósito de la organización y se rige por el espíritu de servicio a los demás, sin que necesite más recompensa que esas para atender sus funciones.
5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment