El Blog de Capitalismo Consciente

Cómo ser un buen líder… y cómo no serlo

A veces hablamos de ser un buen líder siguiendo los criterios de autores como Fredy Kofman y Raj Sisodia, pero nos olvidamos de los conceptos básicos. Pero quizá asumimos demasiado, dado que nunca está de más tener la oportunidad de repasar las enseñanzas de estos especialistas para saber cómo enfocan ellos el desarrollo de una aptitud necesaria para ser líderes de éxito.

cómo ser un buen líder

Ser un buen líder consciente

Hay distintos rasgos que deben caracterizar al líder consciente si quiere encajar en la definición de “buen líder” según los principios del capitalismo consciente. Fredy Kofman dice que un rasgo fundamental es que los directivos deben ser excelente con el objetivo de inspirar y mantener el compromiso de sus empleados. Si el líder tiene talento, conocimiento y sirve de ejemplo a seguir, habrá muchas más opciones de que los trabajadores tomen la decisión de seguir en la empresa, manteniendo siempre arriba su nivel de productividad.

El buen líder sabe cuándo hay que elogiar o premiar a sus empleados y lo hace de manera frecuente, ayudando a que se dé forma a una conexión más personal con el equipo. Otro rasgo positivo incluye el demostrar preocupación por los empleados a modo de persona y no solo como trabajador. Se trata de un buen paso el alentar al desarrollo de los empleados, escuchar las opiniones que tengan y extender por la compañía la idea de que cualquier trabajo que se realice es importante a mayor o menor escala. Para el buen líder también debe ser una responsabilidad crear un ambiente donde todos los empleados estén a un nivel de esfuerzo proporcional y proporcionar a los empleados la oportunidad de desarrollarse.

Aplicar estas ideas puede ayudar a que un líder que todavía no ha comenzado a trabajar siguiendo los modelos del capitalismo consciente los incorpore de manera muy beneficiosa para su empresa. Siguiendo el trabajo de Fred Kofman un buen líder debe tener siete cualidades:

  • Integridad esencial
  • Coordinación impecable
  • Responsabilidad incondicional
  • Humildad ontológica
  • Competencia emocional
  • Negociación constructiva
  • Comunicación auténtica

cómo ser un buen líder

Cómo no ser un buen líder

De manera paralela el capitalismo consciente nos enseña con mucha claridad cuáles son las aptitudes inconscientes y comportamientos no deseados que tenemos que intentar mantener controlados y lo más lejos posible. Es fácil entender que si no somos un líder excelente y que destile confianza, lo más probable es que se cuente con más personas pero que nunca se pueda superar un obstáculo en el camino como se supone que es no transmitir ningún tipo de valor.

También hay que evitar tener una mala relación con los trabajadores o infundir un sentimiento negativo hacia ellos que pueda volverse en contra. Tal y como decía el autor Laozi en el texto clásico chino Dào Dé Jing, es fácil detectar el peor líder de todos ellos porque se trata del profesional al que sus empleados desprecian. Una verdad que sigue vigente hoy día y que conviene tener en cuenta por todos los medios posibles.

Para entender la magnitud de un mal líder solo hay que ver cuántas de las cualidades de las empresas no conscientes está incorporando en su negocio. Estas cualidades tal y como define Fred Kofman son las siguientes:

  • Egoísmo esencial
  • Negociación narcisista
  • Culpa incondicional
  • Coordinación negligente
  • Arrogancia ontológica
  • Comunicación manipuladora
  • Incompetencia emocional

Que alguna de estas aptitudes esté presente en la empresa llevará de manera irremediable a que se esté dando forma a un mal líder. Por eso conviene evitar estos errores prestando atención a que todo se desarrolla de una manera consciente en el día a día corporativo. Con esfuerzo y dedicación nunca seremos un mal líder.

5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment