El Blog de Capitalismo Consciente

Cómo ser coach y líder para tu equipo de trabajo

Para ejercer el liderazgo consciente es necesario saber, entre otras cualidades, cómo ayudar a los trabajadores a seguir creciendo como personas y profesionales y crear climas laborales positivos en los que impere la confianza, la creatividad, la implicación y el talento, según recoge la obra Conscious Capitalism, de Raj Sisodia y John Mackey.

En este objetivo tiene mucho que aportar la técnica del coaching, descrita por la International Coach Federation “como un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo con clientes que les inspira a maximizar su potencial personal y profesional”. De ahí que en los últimos años tome relevancia la figura del líder coach como impulsor del capital humano de la organización.

Concepto del líder coach

El líder consciente, en su misión de dirigir y guiar a los equipos, necesita introducir las técnicas del coaching, dando lugar a una unión entre ambas disciplinas que permita acompañar a los empleados en el desarrollo de todo su talento y la aplicación de este en la consecución del propósito elevado de la compañía.

De hecho, el líder coach es uno de los estilos de liderazgo desarrollados por Daniel Goleman, quien lo describe como aquellos que “ayudan a los empleados a identificar sus fortalezas y debilidades únicas y los vinculan a sus aspiraciones personales y profesionales”.

Por su parte, según la consultora Karisma, el líder coach es aquel “profesional que gestiona directamente un equipo de personas y que pone un especial énfasis y atención en ayudar a los integrantes a desarrollar todas sus habilidades y competencias, alentándolos a poner en práctica nuevas formas de actuación y a evaluar el impacto que estos cambios generan en sí mismos y también cómo inciden en los resultados de la organización, al tiempo que debe fomentar el compromiso de las propias personas en su crecimiento y desarrollo continuo”.

Cómo ser coach y líder para tu equipo de trabajo

Cómo ser un coach y líder

Si te planteas cómo ser coach y líder al mismo tiempo, debes comenzar a trabajar en las siguientes competencias:

  • La escucha activa. Una de las claves del coaching es la capacidad de escuchar al coachee y conseguir que sea él quien encuentre a través de la reflexión las propias soluciones dentro de su interior. En el liderazgo es necesario aplicar esta técnica de escucha activa, convirtiendo al colaborador en la pieza principal de la conversación y alejando el foco de atención del líder.
  • Saber preguntar. Para que el empleado o el equipo de trabajo encuentre las respuestas adecuadas, el líder coach debe plantear las preguntas oportunas. Saber cuándo, cómo, por qué y qué decir en cada momento es otro de los atributos de este nuevo modelo de liderazgo. Como señala el coach César Piqueras en su blog, “una conversación de coaching no es una conversación de café; es una conversación con un sentido, un foco y si puede ser hasta una estructura”.
  • Denotar confianza. Para que los profesionales confíen en el líder coach y sigan sus consejos es imprescindible que el directivo genere respeto y confianza en los equipos.
  • Delegar. El fin del liderazgo de coaching es conseguir que sean los propios empleados los que aprendan a superar sus miedos y potenciar sus capacidades, por lo que tienen que contar con la autonomía suficiente para actuar por sí mismos.
  • Ofrecer un trato personalizado. Una de las claves sobre cómo ser coach y líder es saber diferenciar las necesidades de cada persona en cada momento. Hay profesionales que evolucionan cuando se enfrentan a nuevos desafíos, mientras que otros requieren de un constante respaldo. Diferenciar cada situación determinará el éxito de este modelo de liderazgo.

Cuándo ejercer este tipo de liderazgo

No siempre es útil ser un líder coach. Según Goleman, si la organización cuenta con un equipo poco permeable al aprendizaje o a los cambios en su comportamiento o si el líder no dispone de las habilidades para llevar a cabo las técnicas del coaching, es mejor emplear otro estilo de liderazgo más adecuado.

Por el contrario, este estilo de liderazgo tiene muy buenos resultados especialmente en aquellos casos en los que los empleados son conscientes de sus debilidades y desean minimizarlas o cuando los trabajadores perciben cómo el fortalecimiento de sus habilidades contribuye a su avance profesional.

5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment