El Blog de Capitalismo Consciente

Cómo valorar una empresa consciente: indicadores más allá de la rentabilidad

El valor de las acciones, las ventas anuales, el crecimiento de beneficios o el volumen de ingresos son algunos de los parámetros usados tradicionalmente a la hora de determinar el éxito o fracaso de una compañía. Sin embargo, ¿son estos elementos financieros los únicos indicadores relevantes cuando nos referimos a cómo valorar una empresa?

Para el Capitalismo Consciente, los beneficios económicos no son un fin en sí mismo, sino una consecuencia de construir el negocio sobre un propósito elevado, contagiar los valores y objetivos al equipo humano y generar relaciones, basadas en el respeto y el cuidado, con todos los grupos de interés, no solo los shareholders.

Por tanto, si nos preguntamos cómo valorar una empresa consciente, debemos tener en cuenta otros aspectos más allá de la rentabilidad, como la satisfacción del cliente, el índice de motivación de la plantilla, la valoración de los líderes por los trabajadores, la opinión de los proveedores o la imagen que tiene la sociedad de la organización.

Cómo valorar una empresa

En este sentido, Enric Bernal, Xavier Tarré y Joan Cos desarrollan, en su libro Energía Organizacional un modelo sistémico de 7 variables para evaluar la excelencia empresarial, incidiendo durante su obra en la necesidad actual de generar “modelos más completos y holísticos que miren también a la persona y se preocupen de sus emociones, que entiendan sus motivaciones de trabajo, que respeten los valores y que entiendan y respeten también el medio en el que se desarrollan”.

En concreto, los autores conciben las organizaciones como organismos vivos y, por ello, para saber cómo valorar una empresa han diseñado siete indicadores o –como los denominan en el libro- ‘chakras’, haciendo un paralelismo con los centros de energía de las personas.

¿Cuáles son estos parámetros del éxito empresarial?

  1. La raíz. Uno de los elementos que señalan la buena marcha del negocio es el cumplimiento de su propósito elevado y la dedicación de los recursos para construir relaciones y aportar un valor real a la sociedad.
  2. El bienestar. El clima laboral y la imagen proyectada hacia el exterior es también un indicador sobre el estado de salud de las organizaciones. El hecho de que haya una cultura de trabajo positiva, que la empresa sea dinámica y se adapte a los cambios con facilidad y que genere un impacto positivo en la opinión de los ciudadanos importa cuando se trata de cómo valorar una empresa.
  3. La voluntad. ¿Está todo el equipo motivado para cumplir con la misión de la compañía? La existencia de voluntad y compromiso por parte de los grupos de interés es otra señal de la excelencia empresarial.
  4. La cooperación. Dado que el Capitalismo Consciente apuesta por crear relaciones con los stakeholders, la generación de vínculos cooperativos con los grupos de interés es otro factor a tener en cuenta.
  5. La expresión. ¿Cómo es la comunicación de la organización a nivel externo e interno? ¿Existe un feedback fluido con la plantilla o los consumidores? ¿Se fomenta la participación de los empleados? Estas preguntas determinan otro de los aspectos relevantes sobre cómo valorar una empresa.
  6. La sabiduría. La potenciación de la capacitación y el desarrollo personal y profesional de los miembros de la compañía, la definición de una estrategia adecuada o los procesos de tomas de decisiones también influyen en el éxito de las empresas.
  7. La comunidad. La huella que deja la organización en su entorno a nivel social o medioambiental es otro de los ‘chakras’ propuestos por los autores en cuanto a la excelencia empresarial.
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment