El Blog de Capitalismo Consciente

Cuando Edward Freeman conversó con John Mackey

En esta entrevista facilitada por la Universidad de Virginia, John Mackey explica abiertamente y con su tono amable de siempre a Edward Freeman como empezó Whole Foods Market. Todo formaba parte de un sueño, sin mayores aspiraciones más allá de la alimentación orgánica, sana y natural.

Pese a que la cultura de esta empresa puede tomarse como ejemplo, mucho más si se conoce que su CEo y Co-Fundador es uno de los padres de Capitalismo Consciente, el propósito que impulsaba este proyecto nada tenía que ver con la expansión o el crecimiento por sí mismos, y mucho menos con la generación de riquezas y grandes beneficios. Por el contrario, el principal driver de este negocio fue la pasión que, junto al entusiasmo de sus fundadores y la participación en el proyecto que define el rol de Mackey en su organización, han constituido las claves de su éxito. Sin duda, una píldora de inspiración para los líderes del futuro.

 

cultura-consciente-mackey-y-freeman

 

Estereotipos y propósitos, los dos polos de la cultura corporativa

Uno de los momentos más impactantes de la entrevista entre Edward Freeman y John Mackey es cuando este último relata que la realidad es mucho más amarga de lo que se cree en los inicios, explicando que nuevas complejidades van haciéndose evidentes a medida que crece el negocio.

Quizás estas circunstancias son las que ayudan a desvelar el verdadero propósito de una empresa. Como el CEO de Whole Foods Market explica, “el propósito inicial con que se inicia el negocio puede ocultar el verdadero propósito, uno con un significado y valor mucho mayores“. Si se es sensible se puede identificar, abrazar y crecer junto con él siendo conscientes de que nunca tendrá que ver con facilitadores económicos, sino más bien con pasiones y motivaciones personales.

Para Mackey, el emprendedor que crea el negocio es el primero en determinar el propósito, aunque ese propósito inicial evoluciona tras entrar en contacto con los grupos de interés. La mente y el corazón de los negocios, los emprendedores que los impulsan, no son tan egoístas como se les presupone.

Pese a que resulta imprescindible mantener la empresa en marcha, el pensar que el negocio siempre va a seguir funcionando y produciendo beneficios es una visión romántica, un poco ingenua, fruto de un modelo económico estereotipado, que no entiende bien la naturaleza humana, ya que las personas no sólo buscan la maximización de beneficios. Como comenta Mackey en la entrevista “Bill Gates no empezó Microsoft para convertirse en el hombre más rico del planeta (…) sino que fueron su pasión y lo acertado de sus ideas las que, como resultado, le llevaron a convertirse en una persona con la fortuna que posee en la actualidad“.

 

El capitalismo consciente de John Mackey

Igual de apasionadamente que John Mackey habla de Whole Foods Market se expresa acerca del Capitalismo Consciente. Durante la entrevista comenta los cuatro principios fundamentales de un movimiento que está escribiendo la nueva historia de los negocios. Son los siguientes:

  1. Propósito elevado, que puede ser definido de muchas formas diferentes y que deberá hacerse propio en cada caso, en cada empresa.
  2. Orientación a los grupos de interés: en el modelo que propone el capitalismo consciente, el papel del líder es crear valor, porque así es como de verdad se consiguen los mejores resultados y beneficios a largo plazo. Mackey afirma “If you look for trade-offs, you can find them , but if you look for synergies, you can find them as well and that is why conscious business look for the win – win – win – win model, where everybody win and everybody receives value“. En este modelo nadie pierde, ni siquiera los competidores, ya que ellos plantean retos que ayudan a otras empresas a superarse y hacerse mejores, un juego en positivo que deriva efectos beneficiosos para todos.
  3. Liderazgo consciente: el trabajo de manager, entendido de una forma mecánica que dificulta el abrir los ojos a la autenticidad, no es tan interesante; como tampoco lo es el tratar de obtener el máximo del negocio a toda costa. El papel de un líder es el de servir al negocio, a los stakeholders.
  4. Cultura consciente: que debe serlo a tres niveles:

– Estrategias.

– Procesos.

– Estructuras.

Porque la composición de la cultura debe ser el resultado de la actuación consciente, que es la que permite a la empresa crecer, cumplir sus metas y generar valor para los grupos de interés.

Y, para crear una cultura así, John Mackey recomienda:

  1. a) Examinar la cultura existente en la organización y determinar si crea valor para los grupos de interés.
  2. b) Cuando a respuesta no sea un sí rotundo, será necesario hacer ajustes.
  3. c) Como todo ciclo de mejora continua, estos ajustes se deben hacer de forma iterativa, empezando por el propósito y asegurando su conexión con los grupos de interés.
  4. d) La monitorización del progreso puede hacerse en términos de satisfacción de los stakeholders.

El papel del líder es fundamental, pero este rol es complicado. Como reconoce Mackey, “en Whole Foods Market existen cientos de aspectos culturales que han evolucionado para lograr ganar en alineación con este modelo basado en los grupos de interés“.

¿Estás cerca de abrazar este modelo de negocio? ¿Consideras a todos los miembros de tu organización “compañeros de equipo” como hace Mackey? ¿Sientes pasión por tu empresa y por hacerla crecer de modo auténtico? ¿Eres consciente del valor que puedes aportar al negocio individualmente?

5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment