El Blog de Capitalismo Consciente

¿Qué distancia interpersonal debo mantener con los empleados?

El Capitalismo Consciente promueve el acercamiento entre los directivos y los empleados a través de la construcción de relaciones personales sólidas y basadas en el respeto y la confianza. Ahora bien, no hay que confundir esta cultura del cuidado propia de las empresas conscientes con una extralimitación en la distancia interpersonal en la organización.

El hecho de que un líder quiera mostrarse abierto y accesible a un empleados no significa que para ello tenga que hacerlo en el plano físico. Obviamente, estrechar los lazos entre la plantilla lleva aparejado un componente físico. ¿Cómo va un directivo a entablar una buena relación con su equipo si es incapaz de estar con ellos en la misma sala? Sin embargo, existen unos límites generales en cuanto a las correctas distancias personales.

Distancia interpersonal

La proxémica

Esta rama de la comunicación no verbal estudia los espacios personales que se generan en distintas circunstancias sociales.

Esta disciplina fue creada por Edward Hall en 1968, quien investigó sobre la distancia interpersonal que guarda cada individuo para comunicarse de forma no verbal en función de la situación en la que se encuentre y los sentimientos que genera cuando se sobrepasan estos límites. Por ejemplo, ¿nunca te has sentido incómodo porque un compañero de trabajo te hablaba demasiado cerca o cuando el directivo de otra empresa al que acababas de conocer no paraba de tocar tu hombro o tu brazo?

En este sentido, el antropólogo estadounidense estableció que existen cuatro niveles o medidas proxémicas:

  • Íntima. Es la distancia interpersonal que mantenemos con las personas que conforman nuestro círculo más íntimo (amigos, familiares, etc.) y permite un acercamiento desde 0 a 45 centímetros entre cuerpo y cuerpo. Por ejemplo, cuando conversamos con alguien muy cercano podemos hablar muy cerca y mantener el contacto físico sin que resulte incómodo. Ahora bien, también se suele usar esta distancia para amedrentar a otra persona.
  • Personal. Se da con aquellas personas que conocemos, pero que con las que tenemos una relación especial, como amigos menos íntimos o compañeros de trabajo. En estos casos, la distancia interpersonal oscila entre los 45 centímetros y 1,20 metros.
  • Social. Este nivel también es empleado en el ámbito empresarial y va desde los 1,20 hasta los 3,60 metros. Tiene lugar cuando los sujetos mantienen una relación laboral, social o comercial. Por ejemplo, cuando mantenemos una charla con un compañero de otro departamento con el que no tenemos demasiada relación o recibimos al revisor del gas en nuestro domicilio.
  • Pública. La última medida de distancia interpersonal oscila entre los 3,60 y los 7,50 metros y es aquella que se genera en situaciones más formales, como una conferencia, una charla o un evento con gran asistencia de personas.

¿Qué distancia interpersonal debemos mantener?

No existe una máxima en cuanto a la distancia interpersonal que debemos mantener como líderes, pues en la proxémica también influyen otros muchos factores como la personalidad de los individuos, la circunstancia o el estado anímico de los intervinientes de ese momento. Así, habrá algunos colaboradores con los que tengamos una mayor confianza y que sean más abiertos con lo que podremos entablar una distancia personal sin resultar molestos, mientras que otros pueden ser más recelosos de su espacio, debiendo guardar un mayor distanciamiento.

En cualquier caso, las distancias personal y social son los dos niveles en los que se deben mover los líderes en el ámbito laboral, aunque puede haber excepciones. Por ejemplo, pongamos que un empleado se derrumba durante un conversación; cruzar de la distancia personal a la íntima para consolarlo puede ser la opción más adecuada e, incluso, de no hacerlo, podemos generar la sensación de fríos, distantes y poco preocupados por el bienestar de la plantilla.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment