El Blog de Capitalismo Consciente

El principio de la subsidiaridad en la gestión empresarial

¿Por qué vamos a emplear más energía y recursos para llevar a cabo una tarea que se puede realizar con una menor infraestructura? Este es el paradigma del que parte el principio de subsidiaridad, que establece “un grupo de mayor tamaño y peso no debe ejercer funciones que puedan ser desarrolladas eficazmente por otro de menor rango, sino apoyar a este último y ayudar a coordinar sus actividades con las de toda la comunidad”.

El principio de la subsidiaridad en la gestión empresarial

Así lo explica el investigador Domènec Melé en su trabajo The Principle of Subsidiarity in Organizations. A Case Study, publicado por IESE School de la Universidad de Navarra, un estudio en el que su autor revela el concepto y las claves para la aplicación del este concepto en la gestión empresarial.

Conceptualización del principio

El punto de partida del principio de subsidiaridad es la estructura humana de las compañías. Las empresas están compuestas por personas y, como tales, su organización debe basarse en este principio como premisa inicial.

Sus orígenes se remontan al Catolicismo del siglo XIX, concebido como la injusticia que supone que una organización mayor interfiera en la gestión de una subordinada. Su labor debe enfocarse en apoyarla y ayudarla, en lugar de imponer sus decisiones o absorberla, rigiéndose en los principios de libertad, diversidad, dignidad y bien común.

Su aplicación en la gestión empresarial

Aplicando esta concepción al mundo empresarial, los líderes y directivos de las compañías deben dejar de lado una estructura estanca y rígida para otorgar mayor flexibilidad y autonomía a los integrantes de la plantilla, facilitando que tomen decisiones y sean más responsables de sus acciones.

Esta idea está íntimamente relacionada con los conceptos de empoderamiento, descentralización y delegación pero, mientras estos últimos tienen como finalidad la mejora de los resultados de la compañía desde un punto de vista práctico y el poder final reside en el manager, la subsidiariedad implica un sentido más profundo, en el que el objetivo no son las ventajas competitivas que pueda aportar la gestión empresarial a la organización, sino el desarrollo de los propios individuos como personas, propiciando que enriquezcan la empresa con sus aportaciones y dotándoles de la autonomía para organizarse ellos mismos.

Por tanto, el concepto de subsidiariedad está conformado, según Melé, por distintos elementos:

  • Contenido ético, entendiendo que no aplicar el principio supone una injusticia que va en contra del bien común. Para ello es necesario desarrollar una cultura organizacional propicia para implantar el principio de subsidiariedad.
  • Reflexión, pues la subsidiariedad tiene sus raíces en el propósito elevado de la compañía. No se constituye como una herramienta o mecanismo para mejorar la eficiencia de la organización, sino como una filosofía, un modo de entender la gestión empresarial
  • Restricciones éticas a los superiores, que comprenden que su papel radica en el impulso de la autonomía de los trabajadores, sin tratar de imponer su voluntad. En este sentido, es necesaria para su correcta aplicación una correcta distribución de los roles dentro de la empresa, en función de las habilidades y capacidades de los trabajadores.
  • Implicación de los empleados, quienes deben dar lo mejor de sí mismos.
  • Apoyo de los managers a los grupos subordinados, asumiendo las tareas solo en el caso de que el equipo bajo su supervisión no sea capaz de llevar a cabo la misión. El impulso de la capacitación y la formación, así como una comunicación fluida entre superiores y subordinados, son indispensables para facilitar la consecución de los objetivos.
  • Trabajo por el bien común por parte de todos los miembros de la organización. En este punto, los líderes representan un papel clave, pues son los encargados de mantener la cohesión y unidad de los integrantes.
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment