El Blog de Capitalismo Consciente

¿Cómo funciona la economía de escala en el Capitalismo Consciente?

No tiene la misma fuerza de negociación una cadena multinacional de alimentación, con compras millonarias de productos a los proveedores, que un supermercado de barrio, donde las adquisiciones son mucho más pequeñas. Así funciona la economía de escala, que permite a las grandes empresas ser más rentables frente a las pymes. Pero, ¿ocurre lo mismo en las compañías que operan bajo el Capitalismo Consciente?

economia de escala

¿Qué es la economía de escala?

La economía de escala es un concepto empresarial que rige los mercados y que establece que las grandes compañías serán más productivas y obtendrán más beneficios que las pequeñas y medianas empresas por el abaratamiento que consiguen en los costes de producción gracias a una estrategia de liderazgo en costes.

A pequeño nivel, estaríamos ante esa situación en la que un cliente de un bazar consigue un mejor precio al llevarse dos objetos en lugar de uno. En el ámbito empresarial, las corporaciones, multinacionales  y holdings pueden, del mismo modo, conseguir precios más ajustados de los proveedores que otras compañías con menos volumen de compra. O sacan mayor rendimiento de los recursos, pues con una máquina fabrican más productos que otra compañía más pequeña, a pesar de que la inversión fue la misma.

Como consecuencia, las grandes organizaciones pueden optar por abaratar los precios de sus productos, incrementando las ventas, o por ampliar los márgenes de los mismos, incrementando la rentabilidad. En cualquier caso, se sitúan en una posición de partida ventajosa respecto a las pymes.

La economía de escala en el Capitalismo Consciente

No obstante, aunque la fuerza de los imperios empresariales es una realidad a la que se enfrentan las compañías, también es cierto que las organizaciones que operan bajo el paraguas del Capitalismo Consciente juegan con un as en la manga: la lealtad de los stakeholders.

Así, mientras los gigantes del sector emplean su poderío económico para conseguir mejores precios y mayores beneficios, las empresas conscientes disponen de las relaciones de confianza que han creado con los proveedores, trabajadores, inversores y consumidores como ventaja.

Como establecen John Mackey y Raj Sisodia en su libro Conscious Capitalism, las empresas conscientes –calificadas por los autores como Firms of Endearment- obtuvieron durante el periodo 1996-2011 un crecimiento anual medio del 21,1%, mientras que las compañías Good to Great (ejemplos de éxito financiero) arrojaron un saldo negativo en los 15 años del -8,4%.

La explicación de que las empresas conscientes obtengan mejores resultados económicos independientemente de su tamaño o antigüedad radica, según los autores, en varias razones:

  • Crean valor para los clientes. No solo venden productos, sino que tienen un propósito elevado con el que conectan con los consumidores, permitiendo la generación de una relación de confianza y lealtad. De este modo, mientras las grandes empresas atraen a los compradores con precios bajos, las empresas conscientes los retienen con ideales comunes. Como consecuencia, los clientes de las primeras son más propensos a pasarse a la competencia en cualquier momento, mientras que la confianza depositada en las segundas es más sólida.
  • Cuentan con plantillas motivadas. En las empresas conscientes, el cuidado de los trabajadores es uno de los cuatro pilares fundamentales, permitiendo a estas organizaciones contar con empleados comprometidos y satisfechos, que aportan altos índices de productividad, por encima de las compañías no conscientes.
  • Disponen del apoyo de proveedores e inversores. Del mismo modo que con los clientes, las empresas conscientes buscan entidades colaboradoras con las que compartan su propósito elevado. Por ello, también se benefician de ventajas por parte de proveedores e inversores, no porque adquieran mucho producto, aplicando la economía de escala, sino simplemente porque creen en lo que hacen.
5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment