El Blog de Capitalismo Consciente

El iceberg y la comunicación corporativa

La comunicación corporativa tiene que buscar el poder transmitir un mensaje a los diferentes receptores, dentro y fuera del ámbito empresarial. A través de ella se presenta a los demás porque necesita expresar lo que tiene que decir. Como afirma Ed Freeman, “necesitamos glóbulos rojos para vivir (de la misma manera que una empresa necesita beneficios para seguir adelante), pero el propósito de la vida va más lejos que la mera producción de glóbulos rojos (de la misma forma que el propósito de la empresa trasciende la simple generación de ganancias)“. Sin embargo, en la práctica esto no se consigue en todos los casos, a veces es más fácil quedarse en la superficie.

El contexto es uno de los aspectos que inciden con mayor contundencia en el resultado de la comunicación. Palabras y datos representan sólo un pequeño porcentaje del significado completo del intercambio de información, son la punta del iceberg. Les acompañan aspectos relacionados con el emisor, como el tono de voz, la comunicación no verbal, la situación y el momento. Y también otros que provienen del receptor del mensaje, entre los que se encuentran los supuestos y las interpretaciones, la predisposición y la mentalidad.

 

La importancia del contexto en la comunicación corporativa consciente

Teniendo esto en cuenta, hay que recordar que, aunque las personas recogen el contenido de sus comunicaciones de forma consciente, en la mayoría de los casos, interiorizan el resto de manera inconsciente, es la parte más profunda del iceberg, la que no se puede apreciar a primera vista. Este porcentaje impacta en su modo de interpretar el mensaje que reciben y también lo hace en las acciones que deciden emprender a continuación

Cuando la perspectiva no está clara y la conciencia no toma parte en el proceso de racionalización, la elección se ve condicionada por factores que quedan fuera del propio control. Y es ahí donde hay que trabajar. Como expresa Fredy Kofman en su libro “La empresa consciente”, “comprendí que la comunicación permite que “Yo” me una a “Ti” para que formemos un “Nosotros”. Y lo más importante, aprendí que la felicidad y la plenitud no son consecuencia del placer sino de encontrarle a la vida un sentido, de perseguir un objetivo noble“.

Perseguir un objetivo requiere de acción, no sólo de palabras. Si la comunicación corporativa se queda en una campaña publicitaria, en una inversión en nuevas herramientas de intercambio de datos o en unas jornadas de entrenamiento, será difícil que apoye el fin para el que se estableció. La organización que entiende así el proceso termina dándose de bruces contra una enorme masa de hielo que no había acertado a descubrir a tiempo.

Para que la comunicación corporativa contribuya a impulsar a la organización hacia la consecución de sus metas debe ser correcta, y ello depende de:

– La capacidad del emisor para abordar cada tema desde diversas perspectivas, en vez de quedarse en un punto de vista limitado. Esta habilidad le ayudará a construir una imagen más precisa de la idea que quiere transmitir y hacerlo de forma más efectiva, claves para facilitar la comprensión del mensaje por parte del receptor.

Su integridad para reforzar el mensaje transmitido con la propia conducta. Cuando la actitud no valida el contenido de la comunicación corporativa, ésta pierde su utilidad y se convierte en un elemento contraproducente.

Su comprensión del contexto del intercambio de información.

La comunicación corporativa ha de entablarse de manera consciente, uniendo lo superficial, que son las palabras, la punta del iceberg; con lo más profundo, el mensaje. Porque cuando se percibe incoherencia entre los valores que la organización proclama en sus mensajes y los valores que demuestran los líderes en la acción, el cinismo y la negatividad se apoderan de las personas y los vínculos entre ellos y la organización comienzan a disolverse. La comunicación ha de plantearse como una herramienta para la consecución de la unidad necesaria, la que permite alcanzar un propósito superior.

5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment