El Blog de Capitalismo Consciente

Los 10 principios del compromiso RSE

Responsabilidad Social Empresarial. Estas tres palabras encierran en sí toda una ideología de gestión de los negocios, un modelo que surge a mediados del siglo pasado como consecuencia de la mayor preocupación de las compañías por el entorno que las rodea. Hoy queremos centrarnos en intentar desglosar qué significa el compromiso RSE y a qué universos de responsabilidad comprende en sí la RSE.

El compromiso RSE: sinónimo de mayor conciencia

El compromiso RSE, grosso modo, supone asumir una mayor conciencia sobre el impacto de la actividad económica en la sociedad, las personas y el medio ambiente, integrando dentro de las políticas empresariales estrategias tendentes a salvaguardar los intereses de todos los colectivos, internos y externos. Se trata de desarrollar un comportamiento ético y sostenible dentro de un mercado competitivo.

Los 10 principios del compromiso RSE

Conceptos de Responsabilidad Social Empresarial

No obstante, la definición del compromiso RSE sigue generando debate entre los distintos autores e instituciones, sin que se haya llegado a un consenso sobre qué se entiende como responsabilidad social empresarial.

En este sentido, la norma ISO 26.000, aprobada por la Organización Internacional para la Estandarización, conceptualiza la RSE como “la forma en la que la empresa asume su responsabilidad por los impactos que sus actividades tienen en la sociedad y el ambiente a través de un comportamiento transparente y ético en el cual deben ser consistentes con los intereses de la sociedad y el desarrollo sostenible, estar basadas en el cuidado ético y el cumplimiento de las leyes aplicables e instrumentos intergubernamentales y estar integradas en las actividades cotidianas de la organización”.

Mientras, para el Foro de Expertos Sobre Responsabilidad Social Empresarial, no se trata exclusivamente de cumplir con las obligaciones legales vigentes, sino que consiste en “la integración voluntaria en el gobierno y gestión, en su estrategia política y procedimientos, de las preocupaciones sociales, laborales, medioambientales y de respeto a los derechos humanos que surgen de la relación y el diálogo transparente con sus grupos de interés, responsabilizándose así de las consecuencias de los impactos que se deriven de sus acciones”.

Decálogo del compromiso RSE

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas concibe la RSE como “el conjunto de políticas y sistemas de gestión que benefician a las personas en el proceso de globalización económica y en el liderazgo empresarial” y en 1999 elabora un documento con los Diez Principios del Pacto Mundial, al que se han adherido más de 10,000 firmantes de 150 países.

¿Cuáles son estos preceptos?

  • Procedentes de la Declaración Universal de Derechos Humanos:
  1. Apoyar y respetar la protección de los Derechos Humanos fundamentales reconocidos universalmente.
  2. Asegurarse de que sus empresas no son cómplices de la vulneración de los Derechos Humanos.
  • Con base en la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo:
  1. Garantizar la libertad de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva.
  2. Apoyar la eliminación de toda forma de trabajo forzoso o realizado bajo coacción.
  3. Respaldar la erradicación del trabajo infantil.
  4. Colaborar en la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo y la ocupación.
  • Originadas en la Declaración de Río de 1992 sobre Medio Ambiente y Desarrollo:
  1. Mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente.
  2. Fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental.
  3. Favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medio ambiente.
  • Extraídos de la Convención de la ONU contra la Corrupción:
  1. Trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidas la extorsión y el soborno.

Del compromiso RSE al Responsible Business

No obstante, muchos expertos y compañías consideran que esta declaración sobre el compromiso RSE no es más que unos estándares mínimos aplicables a todas las empresas, olvidando que ser responsable socialmente no se reduce a cumplir la legislación, sino que debe integrar en su estrategia objetivos de índole social, como señala la profesora García Luque en su trabajo Fiscalidad, desarrollo sostenible y responsabilidad social de la empresa.

Surge así el concepto de Responsible Business, una corriente de gestión empresarial que va más allá del mero seguimiento de unas pautas legales impuestas e integra la responsabilidad social de la compañía como parte esencial del negocio, alineándola y conectándola con su propósito y principios principales.

5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment