El Blog de Capitalismo Consciente

Los 5 virus que impiden la productividad global

Del mismo modo que al usar internet nos arriesgamos a ejecutar un troyano en nuestro ordenador, las empresas sufren también el riesgo de ser contagiadas por virus que afecten a la productividad global.

Los 5 virus que impiden la productividad global

No, no se trata de bajas por enfermedad de la plantilla, sino de una serie de amenazas que, igual que el malware en la red, están latentes en cualquier compañía, implantadas desde la niñez en la mente de cada uno de los empleados que trabajan en la organización. Como explica Fred Kofman en su artículo Productivity Killers, publicado por Axialent, “las personas nacen con ciertas debilidades que son explotadas por virus ideológicos latentes en el ambiente social”.

 

¿Qué puede hacer peligrar la productividad global?

¿Cuáles son estos virus que pueden hacer peligrar la productividad global? Según el experto, hay cinco tipos de amenazas:

  • La miopía ética, entendida como una anteposición del éxito inmediato sobre los valores. La búsqueda incesante de recompensas y gratificaciones, como obsesionarse con el balance de cuentas trimestral, genera una pérdida del verdadero propósito de la persona y la compañía, perjudicando los resultados a largo plazo.
  • El victimismo. Cuando un colaborador se centra en aspectos que están fuera de su control o achaca sus fracasos a que es víctima de las circunstancias, esta persona se está auto concibiendo como una marioneta, como un peón de ajedrez, de modo que elude sus responsabilidades, igual que cuando un niño dice “Se ha roto”, en lugar de “He roto el juguete”.
  • La arrogancia ontológica. Aquellos profesionales que se consideran dueños de la razón y la verdad y califican de erróneo cualquier otro punto de vista acaban infectados por una inapropiada exigencia de obediencia. Es el caso, por ejemplo, del comercial que considera que los clientes están poco receptivos, en lugar de analizar su método de venta.
  • La negociación narcisista. Otro de los virus organizacionales que puede incubar la empresa, debilitando la productividad global, es la idea de que para ganar es necesario que el resto pierda, de engordar la propia autoestima a costa de degradar y debilitar a los demás. Lo podemos ver en la calle, como cuando dos conductores se enzarzan en una discusión por un aparcamiento cuando hay otra plaza cinco metros más adelante, y en la compañía, con esos trabajadores que para brillar desvirtúan a sus compañeros.
  • Los compromisos deshonrados, en el sentido de falta de integridad y credibilidad. Otra de las amenazas de la productividad global viene de la mano de aquellos colaboradores que se comprometen a acciones que después incumplen en la práctica. Esta ‘enfermedad’ tiene numerosos síntomas, desde el directivo que pregona unos valores que luego no se aplica hasta el empleado que se ausenta de una reunión sin motivo alguno.

 

Importancia de tomar medidas necesarias para garantizar la productividad global

Ahora bien, estos virus son inherentes a la empresas, como entidades conformadas por personas, por lo que el esfuerzo de los profesionales será tomar las medidas necesarias para que permanezcan dormidos y no afecten a la productividad global, del mismo modo que instalamos un antivirus en el ordenador que nos prevenga de los ataques o hacemos una póliza de hogar para estar asegurados ante posibles accidentes domésticos.

5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment