El Blog de Capitalismo Consciente

Los compromisos impecables y la gestión del tiempo

El tiempo es uno de los principales valores en nuestra vida. Desde que nacemos sabemos que tenemos un reloj biológico que ha comenzado a mover sus manecillas y también somos conscientes de que algún día, más tarde o más temprano, ese reloj se detendrá. En el entorno profesional el reloj es un elemento que determina el desarrollo de los acontecimientos, que marca el camino y que se convierte en un factor fundamental para el día a día. Es algo que tiene mucha relación con los compromisos impecables, que son un tema muy interesante del cual podemos aprender mucho gracias a Fredy Kofman.

gestión del tiempo

El valor de los compromisos impecables

El autor nos habla de los compromisos impecables como el motor adecuado por el cual puede progresar una empresa y nos lo explica con un ejemplo muy claro que resulta fácil de entender, pero que no os estropearemos por si tenéis esta lectura pendiente. Sí os diremos que tenemos que pensar en el compromiso impecable como un motor, un elemento clave para asegurar que nuestra empresa funciona con eficacia y que nos ocupamos de que todo avance de una manera satisfactoria.

El compromiso impecable se trata del proceso por el cual cumplimos con las promesas que realizamos a título profesional. Cuando un cliente nos solicita un encargo y le decimos que estará para el miércoles, estaremos alcanzando el compromiso impecable si entregamos ese encargo el miércoles. Si la entrega se retrasa al viernes no estaremos cumpliendo con las características de este nivel de compromiso y no estaremos aprovechándonos de sus factores determinantes, como la confianza que transmite entre las distintas partes implicadas. Para garantizar el compromiso impecable tenemos que ser conscientes y plantear todas las preguntas necesarias antes de tomar una decisión. Lo que en principio puede no ser un problema, como negociar con el cliente una entrega un poco más tardía, puede convertirse en algo que afecte a la relación entre cliente y proveedor si se produce un retraso de última hora.

Kofman quiere que recordemos que cuando un cliente nos hace un pedido es, en realidad, un pedido y no una orden. Por esa regla de tres cree que nunca hay que arriesgarse a no cumplir los compromisos, sino ser coherentes desde el principio y dar unos márgenes más amplios o rechazar pedidos que pensemos que no podemos hacer. Para el autor hay solo seis respuestas que se pueden dar ante un pedido. Ninguna de ellas implica mentir o dar falsas esperanzas. En lugar de ello hay que responder de forma sincera en todos los aspectos o negociar un cambio en el formato del pedido para ajustarlo con responsabilidad a las posibilidades reales de la empresa.

gestión del tiempo

Herramientas que ayudarán a gestionar el tiempo

Teniendo en cuenta el compromiso impecable lo que sí puede hacer el líder e incluso es posible que lo comparta con sus empleados, es el uso de aplicaciones tecnológicas. La adopción de las últimas tecnologías siempre ha sido un buen paso para quienes se mantienen a la última, y en este sentido destacan las apps para smartphones y tablets. Con ellas se puede aumentar la productividad o ver en qué aspectos se está gastando más tiempo que podría ser aprovechado de una manera distinta.

Entre las muchas apps disponibles que terminarán ayudando a la consecución de los objetivos planteados por Fred Kofman destaca Toggl. Esta herramienta es gratuita y la encontramos disponible en los dispositivos móviles iOS (iPhone) y Android (una gran variedad de marcas). Funciona permitiendo organizar cada actividad que se realiza en el día a día o trabajos adicionales para comprobar los volúmenes de tiempo que se invierten en cada acción, para así crear un entorno de tiempo mejor gestionado. También da opción de monitorizar equipos de trabajo sin que signifique afectar de una manera agresiva al trabajo de las personas que forman parte de la empresa.

Con Swipes, otra app disponible en similares condiciones, se puede gestionar el tiempo a través del sistema GTD (Get Things Done). Cada vez que aceptamos un encargo o pedido lo que hacemos es darle un nivel de importancia, para realizarlas en el orden adecuado en base a su nivel de prioridad. Dispone de un entorno fácil de usar con menú de edición para que sea posible editar bien los distintos trabajos.

5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment