El Blog de Capitalismo Consciente

Cómo son los negocios en auge en la era de la cultura

¿Cómo son las empresas que saben retener el talento? ¿Cuáles son las características que definen esos negocios en auge que atraen como un imán a los mejores perfiles? ¿Qué hace que una cultura corporativa sea irresistible?

 

negocios en auge

Créditos fotográficos: ipopba

Empresas en auge: apostar por un modelo consciente

Hoy día, conseguir retener a los empleados, en vez de perderlos a la competencia; y lograr su compromiso, ese vínculo con los valores y principios de la organización, son dos temas prioritarios para los líderes empresariales (urgentes para un veinte por ciento de ellos ), tal y como se desprende de un reciente estudio de Deloitte (“Global Human Capital Trends 2016“).

Muchas empresas están cambiando, evolucionan hacia un modelo más consciente y, las que no terminan de dar el paso, corren el riesgo de perder su ventaja competitiva, su activo más valioso, las personas. Las grandes corporaciones ven tambalearse sus cimientos por causa de los negocios en auge, que se han dado cuenta de que es mucho más importante mirar hacia el interior y cuidar a sus trabajadores, que perderse en otro tipo de objetivos más accesorios.

 

Negocios en auge: la importancia de la cultura de empresa para las personas

Actualmente, los profesionales tienen más opciones que sentarse y aceptar un sistema impuesto con el que no comulgan. Internet se lo pone fácil y no tienen más que hacer click para obtener información de primera mano, accediendo a páginas web como:

– Indeed.

– LinkedIn.

– Glassdoor.

Además, Etisphere o Great Place to Work, en la misma línea, ayudan a aumentar el interés de los empresarios por trabajar hacia la construcción de una cultura caracterizada por:

– Un trabajo lleno de sentido: para sentirse pleno es necesario disfrutar de la autonomía necesaria, encajar y no verse presionado y, por supuesto, tener libertad para organizar el propio tiempo y actividades.

– Un liderazgo inspirador: los negocios en auge se asemejan entre sí por su inversión en el desarrollo continuo de las personas, incluyendo los niveles ejecutivos, por la claridad en la definición de metas y una gestión del rendimiento más respetuosa, transparente y acorde a esta era.

– Un buen lugar para trabajar: merece la pena trabajar para conseguir un ambiente de trabajo flexible, un lugar más humanizado, una cultura de reconocimiento y un entorno diverso y abierto.

– Oportunidades para crecer: las empresas evolucionan y las personas que contribuyen a sus éxitos también cambian y les surgen nuevas necesidades. La organización debe saber identificarlas para poder satisfacerlas, promoviendo la formación continua, fomentando una cultura de aprendizaje y facilitando la movilidad.

Confianza: la honestidad es una cualidad muy valorada por las personas y la mayoría de individuos desearía encontrarla en su empresa. La inspiración, el sentido de propósito, la transparencia son matices de un estilo de liderazgo más consciente que apuesta por las personas, ganándolas para la misión común.

La cultura y el compromiso de los empleados están estrechamente vinculados, aunque no son términos equivalentes. Sin embargo, la contribución de ambos a los resultados de la empresa termina de configurar la anatomía de los negocios en auge. ¿Es casualidad que las mejores compañías de Fortune son las mismas empresas en auge que figuran en los mejores puestos del ranking Great Place to Work o Glassdoor? ¿Tendrá algo que ver con el hecho de que sean las de mayor demanda de LinkedIn?

Se suele decir que la cultura se come a la estrategia para desayunar aunque, en la práctica “no espera tanto“, como apuntaba Raj Sisodia en la presentación de Capitalismo Consciente el pasado mes de julio en Barcelona.

5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment