El Blog de Capitalismo Consciente

Qué marca la diferencia entre emprendedor y empresario

Cuando pensamos en la diferencia entre  emprendedor y empresario, una de las ideas que primero nos viene a la cabeza es la ausencia o existencia de un pasado como responsables de un negocio. Así, concebimos al emprendedor y emprendedor como dos términos que se refieren a realidades distintas: el primero, al profesional que se embarca por primera vez en un proyecto; el segundo, como un directivo con años de experiencia al frente de una o diferentes compañías.

Sin embargo, ¿son conceptos incompatibles? En realidad, la diferencia entre emprendedor y empresario no es su mayor o menor trayectoria como responsables de equipos, sino que estos términos reflejan cualidades diversas.

diferencia entre emprendedor y empresario

¿Existe diferencia entre emprendedor y empresario?

Según la Real Academia de la Lengua Española, empresario es el “titular propietario o directivo de una industria, negocio o empresa”, mientras que emprendedor es aquel “que emprende con resolución acciones o empresas innovadoras.

Por otro lado,  Juan Pablo Zorrilla, en su trabajo Las etapas del empresario moderno se refiere al emprendedor como aquel que “tiene la idea, el concepto, de un producto o servicio a realizar”, mientras que define empresario como “la persona que se encargar de administrar y rendir cuentas del negocio”.

Por tanto, las denominaciones de emprendedor y empresario no son excluyentes: un empresario puede ser un emprendedor y viceversa. Como señala Jorge Alberto Gámez en El emprendedor, hacia una nueva caracterización en Colombia, “un empresario puede ser emprendedor, pero, por ejemplo, el emprendedor nunca deja de ser innovador”.

La grandeza del líder

No solo se trata de que emprendedor y empresario no son etiquetas aisladas, sino que además, para el Capitalismo Consciente, los grandes líderes consiguen aunar las capacidades de gestión y estrategia de los segundos con el espíritu innovador y visión de futuro de los primeros.

Como apunta Fredy Kofman en su libro La empresa consciente, “el conformismo, la falta de energía y la inercia son la norma. Las invitaciones a la adaptación y la innovación son ignoradas; las personas se niegan a proponer soluciones que podrían desafiar las normas y creencias establecidas. La tendencia predeterminada es el pensamiento encasillado, en lugar de la propuesta de ideas que superen los límites tradicionales”.

Por ello, para evitar que los ejecutivos y responsables empresariales se vean atrapados en este espiral de indolencia, la directora y fundadora del Center for Women and Business de la Universidad de Bentley, Betsy Myers, en una entrevista publicada en América Economía, señala que los líderes deben ser estudiantes de por vida, con curiosidad y pasión”.

En este sentido, en el libro Conscious Capitalism, John Mackey y Raj Sisodia explican que una gestión empresarial consciente trata de enfocar los elementos culturales de la compañía (confianza, autenticidad, transparencia, amor y cuidado) de la forma más efectiva posible, creando un ciclo de sólidas prácticas organizacionales donde la descentralización y el empoderamiento fomentan la innovación.

¿Cómo se consigue ser un gran líder, donde no existe diferencia entre emprendedor y empresario y sus cualidades se ensamblen a la perfección? La también directora de Operaciones en la campaña presidencial de Barack Obama de 2007/2008 asegura, en la 4ª Conferencia Internacional Anual de la Fundación Capitalismo Consciente, que para desarrollar un auténtico liderazgo hay que plantearse constantemente tres sencillas preguntas:

  • Por qué hago esto.
  • Qué estoy haciendo bien.
  • Qué estoy haciendo mal.

5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment