El Blog de Capitalismo Consciente

Motivación laboral: si la gente es feliz en el trabajo, ganarás más

Incrementar la motivación laboral de las plantillas no es solo una buena idea para mejorar el ambiente de las compañías, sino que se convierte en una imprescindible estrategia empresarial para aumentar los beneficios económicos de las organizaciones.

La razón de esta causa-efecto ha sido demostrada en las últimas décadas por numerosas investigaciones científicas, que han llegado a la conclusión de que los empleados felices –es decir, satisfechos con su trabajo y que comparten los objetivos de la compañíason sinónimo de éxito empresarial.

Esta idea entronca con los principios fundamentales del Capitalismo Consciente, donde el cuidado del capital humano se convierte en un pilar básico de la gestión empresarial.

Motivación laboral: si la gente es feliz en el trabajo, ganarás más

Sin embargo, solo el 15% de los profesionales ama su trabajo, según el cuestionario realizado por Alexander Kjerulf, autor de Happy Hour is 9 to 5 y fundador de la compañía Woohoo, y completado por más de 5.000 participantes. En cambio, un 65% se mantiene neutral en cuanto a su motivación laboral, mientras que el 20% restante se considera descontento en su puesto actual, por lo que están buscando cambiar de empleo.

¿Por qué y cómo pueden los directivos invertir esta situación?

Beneficios probados de la motivación laboral

Una investigación realizada sobre 275.000 profesionales de todo el mundo por los psicólogos Sonja Lyubomirsky, Laura King y Ed Diener desvela que la felicidad laboral afecta a todos los ámbitos de los trabajadores, desde la mejora de la productividad, hasta la salud, las relaciones sociales, la creatividad o la energía de los empleados.

En este sentido, Shawn Anchor, autor de The Happiness Advantage ha desarrollado durante años un estudio que demuestra que un trabajador motivado y satisfecho con su trabajo consigue un aumento del 37% de las ventas, del 31% de la productividad y del 19% en la eficacia a la hora de desarrollar las tareas.

Según el estudio Happiness and Productivity de la Universidad de Warwick, coordinado por el profesor Andrew Oswald y los doctores Eugenio Proto y Daniel Sgroi, los trabajadores que se sienten felices en su puesto son un 12% más productivos, mientras que Hay Group cifra en un 30% el aumento del rendimiento empresarial de los empleados satisfechos y establece que estos tienen el doble de probabilidades de superar las metas asignadas.

Así mismo, las investigaciones llevadas a cabo por Gallup concluyen que aquellas compañías donde el grado de compromiso laboral es más elevado obtienen entre una media en ventas de entre 80.000 y 120.000 dólares más por mes.

Por su parte, otro proyecto de la Universidad de Nebraska, dirigido por Fred Luthans, está calculando el retorno de la inversión de los empleados felices, determinando que la introducción de una estrategia conservadora para incrementar la motivación laboral y la motivación empresarial de las plantillas conlleva un aumento del ROI del 2% anual, lo que se traduce en más de 500 millones de dólares en una empresa mediana tipo. Por no hablar de casos excepcionales, como el de Zapppos, en el que su fundador Tony Hsieh fue capaz de transformar una start-up de venta de calzado en un imperio de 2.000 millones de dólares a través de un modelo impulsado por la felicidad y basado en el Capitalismo Consciente.

La implicación de los directivos en la satisfacción laboral

Vista la importancia de promover la motivación laboral de los empleados como desencadenante de la excelencia empresarial, los directivos y líderes deben plantarse qué pueden hacer para crear lugares de trabajo felices.

En primer lugar, hay que tener en cuenta el efecto contagioso de la felicidad puesto de relieve por la investigación Dynamic spread of happiness in a large social network: longitudinal analysis over 20 years in the Framingham Heart Study, de James Fowler and Nicholas Christakis. Según este trabajo, las personas que se rodean de gente feliz tienen un 25% más de posibilidades de imitar este estado anímico.

En este acto reflejo también se incluyen los líderes, como recoge el artículo El efecto contagioso del líder de Jack Zenger y Joseph Folkman, elaborado a partir de 265 evaluaciones a directivos y managers. Según el estudio, los trabajadores que califican a sus jefes con las puntuaciones más altas presentan, al mismo tiempo, un elevado grado de satisfacción individual en el trabajo.

En segundo lugar, cabe preguntarse hasta qué punto pueden influir los managers en el estado de ánimo de los equipos. Según establecen las conclusiones de Sonja Lyubomirsky y sus colegas, la mitad de los factores que afectan a la felicidad de las personas vienen predeterminados genéticamente, mientras que otro 10% procede de las circunstancias de cada individuo. Sin embargo, el 40% restante puede ser modificado y es aquí donde los gerentes tienen mucho qué hacer.

¿Cómo conseguimos contar con plantillas felices?

En su obra Happy Hour is 9 to 5, Alexander Kjerulf, uno de los mayores expertos internacionales sobre la felicidad en el trabajo, recoge algunos consejos para mejorar la motivación y satisfacción laboral de los empleados:

  • Actitud positiva con los equipos de trabajo. Debido al efecto contagioso de la felicidad, los directivos deben construir relaciones basadas en una actitud positiva, que repercuta en el propio comportamiento de la plantilla.
  • Ser coherente en el día a día. Para conseguir el respeto y la confianza de los empleados, es necesario desarrollar una gestión competente y coherente constantemente.
  • Dar valor a los pequeños detalles con motivación del logro. No hay que esperar a que la empresa gane prestigiosos galardones o reconocimientos para reconocer los logros de los equipos. Los pequeños gestos, como una carta de agradecimiento, interesarse por la vida de un colaborador o enviar una felicitación de cumpleaños, son altamente efectivos para incrementar la motivación laboral de los trabajadores.
  • Aprovechar el efecto amplificador de lo inesperado. Los sucesos positivos hacen a la gente feliz, pero las investigaciones científicas han demostrados que si estos hechos son inesperados, resultan aún más positivos. Organizar actividades de team building, cenas de Navidad o hacer un reparto de bonos imprevisto mejorarán la satisfacción del capital humano.
5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment