El Blog de Capitalismo Consciente

¿Cómo desarrollar negocios que funcionan?

A diario hay millones de negocios en todo el mundo que nacen con el objetivo de proporcionar grandes niveles de satisfacción a sus responsables. No todos los negocios funcionan o consiguen triunfar, sobre todo porque hay muchos casos en los que estas ideas no se representan con una base lo suficientemente sólida

En este sentido se ha convertido en una práctica habitual que los negocios que funcionan utilicen ciertas piezas fundamentales en el organigrama del capitalismo consciente. Una idea que ya es responsable de que una gran cantidad de negocios funcionen y alcancen sus mayores niveles de éxito y que puedan asentarse en el mercado incluso poco después de su nacimiento.

negocios que funcionan

Estos negocios que funcionan y de éxito a largo plazo cuidan especialmente algunos rasgos que están determinando a la empresa del presente y del futuro. Rasgos como los que se van a analizar a continuación.

1 – ¿Negocios que funcionan? El propósito no es hacer dinero

De compartir con un empresario de 2 décadas atrás un pensamiento como el que transmite el capitalismo consciente, posiblemente la reacción habría sido de gran sorpresa. En el pasado todo estaba representado por el afán de obtener beneficios con la máxima velocidad posible e incluso se empezaba a mirar por controlar al máximo los costes y no solo fijarnos en el beneficio sin entender de dónde procedía. En la actualidad, un negocio que quiera asentarse en el mercado con alto rendimiento y posibilidades de crecimiento a largo plazo, tiene que pensar en objetivos mayores. Obtener dinero ya no es el objetivo principal, ni mucho menos, sino alcanzar unos niveles mucho más elevados, que vayan más allá por medio del establecimiento de metas profundas y ambiciosas.

2- El liderazgo más completo para negocios que funcionen

Para que un negocio pueda establecer un crecimiento, una estabilidad y buen hacer, tiene que contar con un líder que sepa introducir en la empresa un tipo de liderazgo que esté en consonancia con los tiempos actuales. Esto implica un líder que sepa comunicarse, que sea abierto y que siempre deje constancia de que se encuentra al servicio de quienes trabajan en su equipo. Es un líder responsable, que sabe cómo aceptar responsabilidades y conectar de una forma completa su lado personal con el profesional. Se trata de una figura que se apuesta por introducir en los negocios por los muchos beneficios que tiene, sobre todo para los empleados, que encuentran en estos jefes la nueva generación de profesionales al frente de las empresas. Al mismo tiempo, el líder debe destacar en aptitudes como la humildad y la integridad siguiendo los valores descritos por Fredy Kofman en su libro La empresa consciente.

3 – Un entorno muy bien cuidado en los negocios para que funcionen

Tan importante es cuidar a los empleados como hacer lo mismo con el entorno. Cualquier empresa entiende ahora que el ambiente y el entorno que la rodea es clave para que todo pueda rendir bien. Esto significa que todas las piezas que forman parte del engranaje de la compañía tienen que estar satisfechas y en un nivel de estabilidad adecuado. A la hora de la verdad se trata de una norma que lleva a asegurarse de que todo lo que rodea un negocio funciona con exactitud para que no se produzca ningún tipo de carga.

negocios que funcionan

4 – Cultura consciente en negocios que funcionan

La cultura empresarial tampoco puede dejarse de lado por la importancia que tiene para definir un perfil que representará a las empresas. Los negocios que funcionen y quieran mantenerse activos tienen que crear a su alrededor una cultura consciente, que incluya el respeto, amor por el entorno y trabajo serio, algo que represente no solo al líder, sino también al equipo, a la entidad y al propio trabajo que se realiza en ella. Crear una cultura consciente en el negocio ayudará a aumentar la involucración de los empleados y la manera en la cual se encontrarán más unidos dentro de la causa común que se haya decidido como ruta a seguir por el negocio.

Con estos factores a tener en cuenta, los negocios están más cerca de estructurar a su alrededor una filosofía de trabajo que puede funcionar y que aporta más valor si cabe a su estructura. Hay una gran diferencia entre las empresas que establecen sus metas con estas ideas en mente, optando por trabajar con el capitalismo consciente en todo momento y llevando sus decisiones por los caminos que ayuden a incrementar sus buenos resultados. A la vista de casos recientes, no hay duda de que para alcanzar negocios que funcionen realmente se tendrán que adoptar medidas conscientes que permitan elevar la viabilidad de las propuestas. Es parte de lo que el mercado se ha ocupado de constatar y de lo que se está viendo adoptado incluso por parte de las grandes empresas ya consolidadas. El ejemplo de la estrategia de liderazgo en costes respetando la cultura empresarial de Ikea es una muestra de cómo también se puede generar rentabilidad. 

Y tú, ¿qué crees que necesita un negocio para que funcione? ¿También lo asocias a un propósito elevado?

5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment