El Blog de Capitalismo Consciente

Negocios rentables en crisis que la han superado con el Capitalismo Consciente

Los beneficios son imprescindibles en el sector empresarial. Ninguna compañía sin resultados económicos favorables puede mantenerse en activo. Ahora bien, esto no quiere decir que los negocios rentables en crisis deban dejar de lado todos sus valores como medio para la subsistencia.

Es habitual ver, dentro del capitalismo tradicional, cómo muchas empresas valoradas por su alta cultura organizacional, dejan de lado sus ideales y principios cuando la situación empeora. Despidos de los empleados, presiones a los proveedores, peor trato y servicio a los consumidores… Sin embargo, esta no es la mejor solución para el Capitalismo Consciente.

Negocios rentables en crisis que la han superado con el Capitalismo Consciente

Qué hacer en caso de negocios rentables en crisis

En este sentido, lo que este modelo de management promulga es que los reportes económicos no pueden ser el propósito en sí mismo bajo ninguna circunstancia, sino que hay que desarrollar una cultura en la que se tengan en cuenta los intereses de todos los stakeholders, no solo los accionistas, incluso en el caso de negocios rentables en crisis.

Cuando se cuidan a todos los colectivos, el resultado es una respuestas en similares términos de los trabajadores, consumidores, ciudadanos, inversores… que repercute en el balance financiero de la empresa. “La paradoja de los beneficios es que, como en la felicidad, se obtienen mejores resultados cuando no se enfocan los objetivos directamente a ellos”, señalan John Mackey y Raj Sisodia en su libro Conscious Capitalism.

De hecho, los autores consideran que en las malas épocas es cuando las empresas conscientes deben fortalecer sus valores y humanidad. Algunos ejemplos demuestran que este modo de afrontar los periodos de decadencia funciona.

Casos de éxito

Windsor Marketing Gruop

Uno de estos casos de éxito de negocios rentables en crisis que han superado las adversidades a través del Capitalismo Consciente es Windsor Marketing Group, una pequeña compañía de Estados Unidos que fabrica señalización para minoristas de todo el país.

El negocio llegó a caer un 30%, pero en lugar de despedir al 20% de su plantilla necesario para recuperar esas pérdidas, su fundador y CEO, Kevin Armata, tuvo una idea innovadora. Preguntó a los trabajadores si tenían experiencia en el ámbito de la construcción, a lo que muchos contestaron positivamente, y decidió destinar parte del capital humano, desocupado en gran parte de la jornada laboral dada la bajada de pedidos, a la terminación de las obras de una nueva fábrica en la que estaba inmersa la organización.

Cuando la crisis pasó y el mercado económico empezó a recuperarse, Windsor Marketing Group no solo seguía en pie, sino que contaba con una nueva instalación y un extraordinario nivel de compromiso y lealtad de sus empleados. Esto se tradujo en un crecimiento del 40% trimestre tras trimestre.

Whole Foods Market

Uno de los fundadores del Capitalismo Consciente, John Mackey, también se ha visto en algunas situaciones de notable crisis económica. Según relata en su libro, en 2007 percibieron un estancamiento del crecimiento de Whole Foods Market por primera vez desde su creación y, a partir del año 2008, las ventas comenzaron a decrecer y el precio de la acción cayó de 79 a 8 dólares.

Sin embargo, gracias a su cultura del cuidado de todos los stakeholders consiguieron el respaldo de la mayoría de los accionistas, que se mantuvieron pacientes y comprensivos ante los peores resultados. Así se lo trasladó a Mackey el inversor T. Rowe Price, uno de los más antiguos de la empresa: “Nosotros creemos que si seguís haciendo un buen trabajo, la recesión terminará y el precio de las acciones rebotará al alza”. Así fue, alcanzado los 95 dólares.

Southwest Airlines

Tras el ataque del 11-S a las Torres Gemelas, el sector del transporte aéreo registró una fuerte caída, lo que provocó que muchas compañías decidieran prescindir de parte de sus empleados, dejando a unas 120.000 personas sin trabajo.

A pesar de ser uno de los negocios rentables en crisis por el miedo generado en la sociedad, la Dirección de Southwest Airlines, con Herb Kelleher a la cabeza, decidió mantener a todo su personal y sus planes de pensiones y prescindir, en su lugar, de los salarios del equipo directivo mientras continuaba la recesión.

Cuando el mercado volvió a la normalidad, la empresa volvió a ser rentable, con una plantilla altamente comprometida.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment