El Blog de Capitalismo Consciente

El socio capitalista en el Capitalismo Consciente

“El aleteo de una mariposa en Hong Kong puede desatar una tempestad en Nueva York”. Este es uno de los postulados del denominado efecto mariposa, término acuñado por el matemático Edward Lorenz. Este paradigma, que forma parte de la Teoría del Caos, establece que cualquier acto, por mínimo que sea, genera consecuencias. Y sobre esta idea se desarrolla el Capitalismo Consciente, una concepción de las empresas basada en el cuidado de todos los grupos de interés, desde el empleado hasta el socio capitalista.

“Cuando tocas algo en la naturaleza, tu acción afecta al resto de mundo. Lo mismo sucede en el mundo de los negocios, donde la compañía y el resto de grupos de interés están interconectados a través de relaciones”, ejemplifica la Fundación Capitalismo Consciente en un vídeo en el que desarrolla el papel de los stakeholders, uno de los cuatro pilares sobre los que se basa este modelo.

socio capitalista

La creación de valor a nivel global

El objetivo del Capitalismo Consciente es mejorar la humanidad a través de las empresas. Mientras que en el sistema tradicional, las organizaciones son concebidas como entidades que tienen como único objetivo el obtener grandes resultados financieros y aportar beneficios al socio capitalista, las empresas conscientes focalizan su misión a la creación de valor a nivel global que repercuta en todos los grupos de interés, desde el trabajador, el cofundador, el cliente, el accionista o el ciudadano.

Así, estos negocios desarrollan un modelo Win-Win-Win que los hace más saludables, sostenibles, dinámicos y resilientes, logrando mejores resultados para todos los stakeholders, incluyendo un mayor retorno de la inversión para el socio capitalista, y creando una fortaleza y estabilidad en todas sus relaciones que les permiten superar cualquier obstáculo o crisis.

El impacto de la cultura del cuidado en el socio capitalista

De este modo, los shareholders ven cumplidas sus expectativas gracias a la optimización de los resultados que se dan bajo el Capitalismo Consciente: clientes satisfechos y fieles que se traducen en ventas; proveedores comprometidos que cumplen sus contratos y ajustan los márgenes;  trabajadores que creen en el propósito elevado de la compañía y muestran un alto desempeño y productividad, etc.

De hecho, algunas de las más exitosas compañías cuentan con el propósito elevado de proporcionar valor para todos los stakeholders, construyendo relaciones a largo plazo basadas en la confianza y la colaboración durante el proceso.

Por ejemplo, las empresas conscientes, sustentadas sobre valores sostenibles, consiguieron en 2015 un volumen de ventas un 4% superior al periodo anterior, frente al crecimiento del 1% del resto de compañías, según publica el estudio The Sustainability Imperative, de Nielsen.

También en los mercados bursátiles se percibe el mejor funcionamiento de las empresas conscientes. Según ponen de manifiesto Raj Sisodia, Jag Sheth y  David B. Wolfe, en su obra Firms of Endearment, las organizaciones que apostaron por políticas de cuidado de todos los stakeholders obtuvieron –durante el periodo 1998-2011- 10 veces más rentabilidad en el índice S&P 500 que otras firmas basadas en el modelo tradicional.

Como apunta el investigador Sigal G. Barsade, “las personas son inductores de comportamientos en movimiento”. Solo hay que estudiar qué actitudes queremos potenciar a través de nuestra empresa.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment