El Blog de Capitalismo Consciente

¿Son las empresas conscientes los únicos negocios con futuro?

Mientras los acérrimos defensores del capitalismo más salvaje –aquel donde el único objetivo es generar beneficios- veían a las primeras organizaciones conscientes como la utopía de unos cuantos soñadores, las últimas investigaciones sobre la desarrollo empresarial desvelan, no solo la viabilidad de este nuevo modelo de gestión empresarial, sino que también apuntan que las compañías conscientes son los negocios con futuro más sólido.

El éxito del modelo en datos

Según el estudio ‘The Sustainability Imperative’ sobre hábitos de consumo, publicado en octubre de 2015 por Nielsen, pone de manifiesto un cambio de tendencia entre la ciudadanía. En concreto, las compañías que han ejercido su actividad sobre unos valores sostenibles consiguieron el pasado año un incremento en las ventas de un 4%, a diferencia del aumento del 1% que experimentaron aquellas otras empresas inconscientes.

Otro informe, ‘Menaningful Brands’ -elaborado por el grupo Havas en 2015-, también relaciona rentabilidad con el Capitalismo Consciente. Así, las firmas que apuestan por crear un impacto positivo en la sociedad alcanzaron rendimientos en bolsa un 133% por encima que las basadas en modelos dirigidos a satisfacer solo a los inversores.

Por su parte, Raj Sisodia concluye en sus investigaciones que el retorno de inversión de las empresas conscientes en la última década se sitúa en 1025%, frente al 122% conseguido por las compañías del índice S&P 500.

Tres estudios, entre otros muchos, que destacan que los negocios con futuro serán aquellos que sepan incorporar esta nueva mentalidad sobre la gestión empresarial.

Negocios con futuro

La consciencia de la sociedad en los negocios con futuro

¿Por qué ocurre esto? Como explica el informe de Nielsen “es difícil ignorar las sirenas que instan a proteger el planeta, o permanecer inmóviles ante aquellos que afrontan condiciones de vida cada vez más pobres a lo largo del planeta”. Los consumidores están esforzándose por convertirse en personas cívicas, mejorando la sociedad a través de sus actuaciones o comportamientos, y exigen la misma conducta a las empresas.

Así, actualmente, dos de cada tres consumidores afirman que pagarían más por el producto de una empresa consciente, 11 puntos porcentuales por encima de los resultados de 2014 y 16 puntos más que en 2013.

De hecho, preguntados sobre las razones que llevaron a los participantes en el estudio a elegir una marca en sus compras durante los días previos, el 45% sostuvo que su motivo fue que la empresa es respetuosa con el medio ambiente; el 43% alegó el valor social que genera el fabricante; y el 41% incidió en el impacto positivo de la firma en su comunidad.

Además, los millenials y la generación Z –quienes representan el futuro inmediato de la sociedad- demuestran un grado de compromiso aún mayor con aquellas empresas que propugnan un propósito elevado, tienen en cuenta a todos los stakeholders y desarrollan un liderazgo y cultura conscientes. En este sentido, el porcentaje de jóvenes consumidores que pagarían más por los productos de empresas sostenibles asciende al 75%, según la encuesta de Nielsen.

Por tanto, el mundo empresarial no debe quedar ajeno a las nuevas exigencias del mercado si quiere generar negocios con futuro. Las compañías deben evolucionar y entender que el desarrollo de una gestión consciente se convierte en el cauce más efectivo para satisfacer al conjunto de la sociedad, incluidas las expectativas económicas de los inversores.

5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment