El Blog de Capitalismo Consciente

Talento y experiencia, factores a fomentar

La formación educativa y diferentes fuentes para encontrar recursos educativos como por ejemplo Internet están haciendo que cada vez sea más común ver graduados con una gran formación y unos conocimientos amplios que pueden resultar positivos para cualquier negocio. Pero en ocasiones no importa cuántos conocimientos técnicos tengamos sobre la materia, si no se tiene talento y experiencia es imposible poder hacer frente a algunas tareas, sobre todo si es un trabajo donde se necesita el perfil de una persona con dotes de liderazgo para poder marcar y guiar a todo un equipo.

talento y experiencia

El talento, tal y como lo define Pilar Jericó, se trata de la capacidad que tienen las personas para llegar a disfrutar de resultados de nivel extraordinario tanto en el ámbito personal como en el profesional. La buena noticia es que es un factor que es posible desarrollar.

Talento y experiencia: el talento innato

¿Cuántas veces han catalogado en la prensa como un don innato la habilidad de muchos visionarios que han logrado grandes cosas en nuestra sociedad? Aunque esta definición es muy común en el mundo de las artes como la literatura o música, también es común encontrar gente que tiene un gran potencial aún sin tener mucha experiencia. A esas personas se les podría catalogar como un diamante en bruto, el cual hay que pulir para lograr que brille con fuerza por encima de otros individuos. Y todo porque seguramente tenga un perfil que encaja con el de una persona destacada a nivel de liderazgo.

talento y experiencia

Eso no quiere decir que se necesite tener habilidades sociales y de comunicación para tener talento, pero sí ayuda mucho de cara a desarrollarse profesionalmente. Por eso es inevitable en muchas ocasiones pensar si se nace con talento o se desarrolla. Como es obvio, tener una buena preparación y experiencia son los pilares fundamentales para poder poner en práctica todo el talento que se tiene con el fin de lograr destacar. Por eso es importante fomentar a que los trabajadores demuestren su talento. En muchas ocasiones hay personas que no demuestran todo su potencial, por falta de confianza o miedo a destacar, dejando que la empresa pierda así un gran talento. Dinámicas de grupo o coaching puede ayudar a los profesionales a fomentar sus habilidades y a mostrar sus puntos fuertes.

Talento y experiencia: la importancia de la experiencia

El talento y la experiencia es el pilar fundamental donde se tiene que apoyar cualquier persona que quiere llegar lejos en su campo. Realmente no importa cuántos libros se lean sobre un tema o cuánto se sepa de una materia si nunca se ha experimentado un caso real en las propias carnes. A diferencia de lo que muchos creen, leer casos prácticos o escuchar las historias de otros compañeros de trabajo no es fuente de experiencia, tan solo es una ayuda orientativa para poder hacerse una idea aproximada de cómo actuar frente alguna situación en concreto, sobre todo en momentos de crisis. Y aunque el saber no ocupa lugar y conocer experiencias de otras personas puede servir de cara a no sorprenderse cuando ocurren situaciones similares, éstas no dejan de ser comentarios o advertencias. No importa cuántas veces se haya pensado en todas las posibles soluciones, nunca se sabe cómo actuar frente a un conflicto hasta que se experimenta en primera persona. Algo que demuestra que en casos de estrés o presión la experiencia es la mejor aliada para poder hacer frente a cualquier problemática que puede surgir.

Tal y como mencionan Kofman y Sisodia, es importante no solo acumular experiencia, sino aprender de ella. Esto significa que al pasar el tiempo y acumular esta práctica obtendremos valor si aprendemos cosas nuevas. En nuestro camino a lo largo de la obtención de esta experiencia nos acompañan coaches que representan un papel fundamental en el desarrollo de cada profesional.

Eso convierte la experiencia en algo muy importante y que se tiene que tener siempre en cuenta. Un trabajador que ha caído varias veces y siempre ha sabido levantarse tiene más capacidad resolutiva de conflictos y de optimización de recursos con el fin de subir la productividad que alguien que es muy innovador pero no ha tenido experiencia real de ningún tipo sobre el campo en el que quiere optar por un lugar de trabajo. Eso no quiere decir que los veteranos sean mejores que los nuevos talentos, pero sí quiere decir que la experiencia es un valor añadido a tener en cuenta y el cual hay que ayudar a fomentar con el fin de conseguir que el trabajador tenga un desarrollo profesional y personal óptimo.

5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment