El Blog de Capitalismo Consciente

Tips para potenciar la motivación intrínseca del equipo

No hay nada que contribuya más a obtener un resultado que contar con una alta motivación intrínseca. El hecho de querer hacer algo por voluntad propia, por el mero hecho de creer en la importancia de su logro, es el mejor impulsor que tiene el ser humano.

Así lo demuestran las últimas investigaciones científicas, como la desarrollada por Amy Wrzesniewski, de la Universidad de Yale, en la que estudió el rendimiento de más de 11.000 cadetes de la Escuela Militar de West Point. Los resultados desvelaron que aquellos participantes que mostraron una motivación intrínseca para llevar a cabo su formación consiguieron graduarse y promocionar en mayor proporción que los estudiantes que accedieron impulsados por recompensas externas.

Tips para potenciar la motivación intrínseca del equipo

Diferencias entre motivación intrínseca y extrínseca

Cuando un empleado desarrolla su trabajo para recibir una recompensa, como un mejor salario o una promoción, lo que lo estimula es la motivación extrínseca. Sin embargo, la motivación intrínseca o profunda no se basa en la expectativa de una compensación, sino en un la consecución de un propósito superior, como mejorar la salud de las personas, en el caso de un médico.

Como explica Daniel Pink en su libro Drive: the Surprising Truth About What Motivates Us, el dinero puede ser un aliciente pero una vez que el trabajador se siente satisfecho con su sueldo, el grado de implicación comienza a disminuir si no existen otros factores.

La motivación intrínseca nace de cada individuo y su impacto en el rendimiento y productividad es mucho más elevado y duradero. De ahí que los directivos deban apostar por promover este tipo de estimulación en las empresas, en detrimento de recompensas externas, a través de la creación de una cultura que inspire, como propugna el Capitalismo Consciente.

Factores detonantes de la motivación intrínseca

¿Cómo puede un directivo incrementar la motivación intrínseca de los miembros del equipo? Al responder a anhelos personales, la motivación intrínseca varía en función de cada persona. Mientras que la satisfacción de resolver las dudas de los clientes puede mover a un operador, otro puede encontrar motivos en las posibilidades de interactuar con otras personas.

No obstante, según Pink, existen una serie de factores generales que contribuyen a incentivar la motivación intrínseca de los trabajadores:

  • Autonomía. En contra de lo que tradicionalmente han llevado a cabo las empresas (interesadas en que los empleados se limitaran a realizar las funciones encomendadas), si la compañía quiere una plantilla altamente motivada es necesario dotar al personal de cierto grado de autonomía para dirigir su jornada laboral, ya sea apostando por la flexibilidad, el empoderamiento y la creatividad de los colaboradores.
  • Desarrollo profesional. ¿A quién no le gusta progresar y lograr éxitos en su puesto de trabajo? El mero hecho de avanzar en la carrera profesional mejora la motivación intrínseca del capital humano. Dotar a los empleados de formación, facilitar oportunidades de promoción o permitir que los trabajadores aporten nuevas iniciativas y proyectos son mecanismos para potenciar su implicación.
  • Propósito. Las empresas conscientes saben de la importancia de que todos los miembros de la organización estén alienados con el propósito elevado, que crean en que su trabajo individual está contribuyendo a la construcción de una realidad mejor. Por ello, los líderes conscientes deben comunicar los valores y principios de la compañía correctamente.
5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment