El blog para Organizaciones Conscientes

5 ejercicios de team building: actividades para mejorar la comunicación

Redacción
Tiempo de lectura: 3 minutos

El 60% de los problemas de las empresas surgen por una mala comunicación entre los integrantes de la organización, según el experto en management Peter Drucker. ¿Cómo evitarlos? Los ejercicios de team building o actividades de grupo son una metodología que permite reforzar las habilidades comunicativas de los líderes y trabajadores.

“Uno de los parámetros clave en nuestra visión de mejora continua es que debemos compartir y escuchar constantemente en las reuniones diarias”, aseguran Bob Chapman y Raj Sisodia en Everybody Matters, quienes consideran que los profesionales deben luchar por comunicarse dentro de la organización, tratando de comprender lo que los otros quieren transmitir y valorar el efecto que un mensaje causa en el receptor.

 

CTA - Descarga ebook 3 - Cómo gestionar el talento - Texto

 

De hecho, la escucha activa se configura, según los autores, en uno de los principales pilares de una cultura del liderazgo consciente. “Hemos descubierto que una de las cosas más poderosas que un líder puede hacer es escuchar con atención y profundidad”, explican.

¿Y cómo podemos potenciar esta comunicación efectiva entre el capital humano y favorecer las buenas relaciones y las culturas de confianza? En parte, mediante el desarrollo de ejercicios de team building o actividades de grupo enfocadas hacia la mejora de ese intercambio de información. Estas son algunas de esas prácticas de team building o actividades de refuerzo de la comunicación.

Team building actividades

Cuestión de estilos

A la hora de mantener una conversación con otra persona podemos adoptar tres estilos diferentes de comunicación: pasivo, agresivo o asertivo.

Con esta dinámica, los participantes podrán detectar cuál se está usando en cada momento y las consecuencias que produce en el proceso comunicativo. Para ello, se pide a los asistentes que plasmen en un papel las características, verbales y no verbales, inherentes a cada modelo comunicativo.

En base a estas ideas, deben representar cada estilo mientras dialogan con los compañeros. Tras la puesta en escena, el grupo debate sobre los elementos que les han permitido identificar cada tipo de comunicación y, especialmente, cómo se han sentido cuando los han tratado de forma pasiva, agresiva o asertiva.

El lazarillo

La confianza es esencial para construir relaciones positivas y mejorar el rendimiento de los equipos. Por ello, entre los trabajos de team building, actividades como este ejercicio del lazarillo se convierten en un buen modo para fortalecer esos vínculos.

El juego es sencillo: se forman parejas y, en cada una, se nombra a una persona como guía, mientras que al otro integrante del equipo se le vendan los ojos. Así, el primero deberá guiar a su compañero por un espacio lleno de obstáculos para conseguir un objetivo marcado.

Mismo objeto, distintas perspectivas

No existe una verdad absoluta, sino que depende del prisma con el que se la mire. Esto es lo que pone de manifiesto esta dinámica de team building, actividad grupal enfocada a eliminar los prejuicios y filtros mentales de la plantilla y favorecer la empatía y escucha activa.

La prueba consiste en que un grupo de personas tendrán que describir un objeto, que el resto de empleados debe adivinar. Sin embargo, cada portavoz tendrá que hacer referencia a una parte o característica diferente del objeto en cuestión, sin que los compañeros lo sepan.

De este modo, los asistentes serán conscientes de las múltiples interpretaciones que se pueden alcanzar sobre un mismo asunto.

La prisión amable

Para desarrollar este ejercicio, los empleados forman un círculo y un trabajador hace de prisionero dentro del mismo, de modo que tendrá que intentar salir mientras sus compañeros tratan de evitarlo por todos los medios.

Eso sí, hay una fórmula mágica: si el participante que está encerrado lo pide educadamente, el resto del grupo deberá abrirle paso.

Con este juego se pone en evidencia cómo, en situaciones de crisis, tendemos a aumentar la agresividad cuando la mejor manera de entendernos es conversar con calma y asertividad.

Qué dice mi cuerpo

La comunicación no verbal representa el 90% de la información que percibimos durante una interacción con otra persona, según los estudios de Albert Mehrabian. Por ello, el último de los ejercicios de team building o actividades de grupo se enfoca hacia la comprensión de su importancia.

Para ejecutarlo, los trabajadores reciben pequeños mensajes con ideas o situaciones que deben representar solo con su cuerpo, mientras el resto de los participantes tratan de adivinarlas.

CTA - Descarga ebook 3 - Cómo gestionar el talento - Horizontal

Entradas relacionadas

Deja un comentario