El blog para Organizaciones Conscientes

Áreas en una empresa: competencia o colaboración

Capitalismo Consciente
Tiempo de lectura: 3 minutos

La competencia interna entre las diferentes áreas en una empresa reduce la productividad y la moral de la empresa. Ambos problemas requieren gestión y liderazgo para poder ser reconducidos y solucionados.

A pesar de ser un recurso empleado en décadas pasadas para fomentar la productividad, en la actualidad demuestra no brindar los resultados que esperan quienes optan por este tipo de estrategia. En lugar de apoyar la competencia interna en el lugar de trabajo y la noción de que esto motiva a las personas a rendir al máximo, hoy día, es mejor optar por poner el foco en la participación o la innovación.

CTA - Descarga ebook 3 - Cómo gestionar el talento - Texto

¿Es negativa la competencia entre áreas en una empresa?

Si bien la competitividad suele ser algo bueno en el mundo empresarial, fomentar la competencia entre personas o departamentos dentro de una organización no es el enfoque que más beneficia al futuro del negocio. Distintos estudios, como el de tendencias de capital humano de Deloitte, confirman que, en la actualidad, muchas organizaciones se están moviendo hacia un enfoque más colaborativo y basado en equipos. Los datos que aportan son:

  • El 94% de las empresas a nivel mundial cree que la «agilidad y la colaboración» son fundamentales para el éxito de su organización.
  • El 32% afirma estar cambiando la estructura de su organización para estar más «basada en equipos».

En un entorno verdaderamente colaborativo, todos tienen voz. Tener voz anima a los empleados a contribuir de la mejor manera posible al crecimiento de la organización. Esto se consigue:

  1. A través del compromiso con los objetivos comunes.
  2. Porque la cultura anima a las personas a trabajar juntas para abordar los asuntos pendientes, lo que aumenta la productividad.
  3. La comunicación abierta entre personas de diversos orígenes, intereses y áreas en una empresa fomenta la innovación.

Especialmente desde el momento en que la digitalización a ha llegado para quedarse, se complica mantener el planteamiento de competitividad interna. Esto se debe, primero a la mayor flexibilidad que tiende a separar a las personas (físicamente, por lo que la empresa debe intentar provocar el movimiento contrario: el de unión), y también en parte a los cambios demográficos de los trabajadores. Por ejemplo, las nuevas generaciones no parecen motivados por la competencia como lo estaban sus predecesores en la empresa.

áreas en una empresa

 

¿Hacen falta alternativas a la competencia?

Los líderes que quieran inyectar o fomentar la competencia entre equipos deben preguntarse cómo pueden estar tan seguros de que crearán una emoción desafiante y que incite a la acción, en lugar de una barrera, que paralice y separe a sus empleados y las áreas en una empresa.

Una encuesta de Monster.com descubrió que “solo el 3% de los trabajadores ve la competencia como algo totalmente positivo”, y “únicamente el 6% dijo que los inspiró a hacer su mejor trabajo”. Teniendo en cuenta que un porcentaje mucho más alto, el 20%, aseguran que la competencia interna les llevó a renunciar, es obvio que resulta necesario plantearse alternativas.

Operaciones y Recursos Humanos, Ventas y Marketing, Finanzas y Logística son solo algunos ejemplos de áreas en una empresa que han ido acercando posiciones hasta integrar su gestión.

Teniendo en cuenta que solo se puede hablar de competencia saludable cuando las personas que trabajan juntas mejoran el desempeño de las demás y que promover la rivalidad en el ámbito profesional crea una atmósfera que dificulta la colaboración, conviene pensar en medios que ayuden a unir, cooperar y acercar posiciones. Sin duda, la cultura es el mejor vehículo para lograrlo.

CTA - Descarga ebook 3 - Cómo gestionar el talento - Horizontal

 

Créditos fotográficos: scyther5

Entradas relacionadas

Deja un comentario