Coaching sistémico: qué es, características y principios

Capitalismo Consciente
Tiempo de lectura: 3 minutos

En el entorno empresarial competitivo de hoy en día, un número creciente de organizaciones comienza a darse cuenta del valor del coaching. Entre la gran cantidad de técnicas de coaching disponibles, el coaching sistémico se ha convertido en uno de los enfoques más efectivos cuando se trata de mejorar el rendimiento y la dinámica interpersonal entre las empresas.

 

CTA - Descarga ebook 3 - Cómo gestionar el talento - Texto

 

Por eso, cada vez hay más empresas que invierten en programas de coaching profesional, apostando por el enfoque sistémico en muchos casos.

¿Sabes por qué el coaching sistémico resulta tan efectivo y en qué se diferencia de otros enfoques?

 

coaching sistémico

ipopba

¿Qué es el coaching sistémico?

El coaching sistémico es un proceso que busca impulsar el rendimiento a través de la mejora de ciertos aspectos, y que gira alrededor de una innovadora percepción de las organizaciones como sistemas vivos.

En lugar de enfocarse en el individuo o intentar hacer cambios a partes aisladas de una organización, el coaching sistémico adopta un enfoque integral que considera:

  1. Que las organizaciones son sistemas y que tienen vida propia.
  2. Que, como tal, se hallan totalmente interconectados.
  3. Que toda organización se caracteriza por sus componentes, entre los que se encuentran los individuos, equipos, organizaciones y el mercado en general.

¿Qué caracteriza al coaching sistémico?

El principio más distintivo de este enfoque de coaching sistémico se basa en la teoría de que, lo que una parte del sistema hace se refleja en otras áreas. Así, las partes individuales sirven como un espejo del todo y viceversa.

Desde esta perspectiva, resulta claro que el comportamiento y el cambio no ocurren en el vacío, sino que son el resultado de:

  • Experiencias acumuladas e interrelacionadas.
  • Visiones del mundo, suposiciones y creencias.
  • Cultura corporativa.
  • Procesos internos y externos.

Cada uno de estos elementos causa un efecto variable sobre otras partes del sistema y el coaching sistémico analiza los elementos que unen a esta red dinámica, para poder entender mejor los cambios y sus repercusiones a otros niveles.

¿Cuáles son los principios del coaching sistémico?

  1. Los recursos son importantes. Uno de los objetivos clave del coaching sistémico es ayudar a los clientes a utilizar recursos internos y externos para impulsar el cambio a distintos niveles. A diferencia del coaching tradicional, donde el enfoque se centra casi exclusivamente en la adquisición de habilidades, este tipo de coaching otorga una gran importancia a enseñar a utilizar los recursos disponibles de manera más efectiva. Los equipos y las personas están capacitados para identificar, desarrollar y maximizar los recursos que existen dentro de su ecosistema, ya sean emocionales, financieros, humanos o intelectuales.
  2. El cambio es acumulativo. El coaching tradicional tiende a favorecer los cambios a gran escala y difíciles o costosos de implementar. Por el contrario, el coaching sistémico tiene un enfoque más práctico, ya que permite a las organizaciones realizar pequeños cambios sabiendo que incluso el ajuste más pequeño tendrá un impacto en otros niveles del ecosistema. Así, la transformación se entiende como algo acumulativo, lo que significa que las pequeñas acciones eventualmente se suman y resultan en transformaciones sistémicas más grandes.
  3. La orientación a resultados. El coaching sistémico tiene un enfoque ampliamente orientado a los resultados. Éstos pueden medirse objetivamente a través de una serie de dimensiones interrelacionadas, como la reacción, el aprendizaje, los cambios de comportamiento o los resultados del coaching cobre el ecosistema corporativo. Lo importante a tener en cuenta es que cada etapa del proceso de coaching se considera un resultado en sí mismo.
  4. La consciencia es clave. Para que se produzca el cambio, las personas deben lograr una comprensión más profunda de cómo los mundos interno y externo están conectados y dependen el uno del otro. Una mayor conciencia de cómo todas las partes de un sistema encajan puede ayudar a tomar decisiones que son beneficiosas a todos los niveles.

El coaching sistémico hace posible que, una vez que los individuos, los equipos y las organizaciones asumen la responsabilidad y se convierten en agentes de cambio, sean capaces de generar ideas y examinar constantemente cómo se utilizan los recursos para tomar las decisiones adecuadas que les llevarán a impulsar el mantenimiento de un ecosistema productivo.

Este enfoque del coaching puede tener un impacto mayor y más profundo que las técnicas convencionales, produciendo cambios positivos y mensurables que resultan en empleados más satisfechos, equipos más eficaces y de alto rendimiento, y organizaciones exitosas y adaptables.

CTA - Descarga ebook 3 - Cómo gestionar el talento - Horizontal

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(1 votos, promedio: 1,00 de 5)

Entradas relacionadas

Deja un comentario