El blog para Organizaciones Conscientes

Cómo ser constante en la vida y el trabajo

Capitalismo Consciente
Tiempo de lectura: 3 minutos

Una vez que se aprende cómo ser constante, muchos aspectos de la vida cambian a mejor. Uno de los motivos es que, al tomar el control sobre nuestro propio tiempo y tener claras nuestras prioridades, resulta más sencillo alcanzar los objetivos que nos proponemos.

CTA - Descarga ebook 1 - Cómo crear una empresa consciente - Text

¿Quién necesita saber cómo ser constante?

Hay personas que se despiertan a la misma hora incluso los fines de semana y festivos, que siguen un horario de comidas regular y tienen marcados sus tiempos para el deporte, el trabajo y el resto de sus actividades, dejando espacio incluso para la desconexión o la meditación.

Son gente a las que cada día les cunde tanto, que sienten tener tiempo para todo. Su secreto es una buena organización y el compromiso con ellos mismos de cumplir los horarios y tareas por hacer marcados para cada jornada. No procrastinan, no se saltan los planes y mantienen sus buenos hábitos, los que les dan seguridad y simplifican su día.

Cuando adquieres hábitos saludables, por ejemplo, en lo relativo a las comidas te das cuenta de que no piensas tanto en otras opciones de dieta menos recomendables. Quienes saben cómo ser constantes toman frutas y verduras a diario y evitan los procesados, azúcares y el alcohol.

En el plano profesional, alguien constante seguirá las mismas rutinas a diario: comenzar el trabajo enfrentándose a la tarea menos apetecible de la jornada, seguir revisando y respondiendo a correos en el momento de día establecido para ello y, así, hasta la hora de salir de la oficina. Una vez se encuentra un sistema con el que sentirse cómodo, es fácil adaptarse y comprobar que se pierde menos tiempo, queda más margen para asumir imprevistos, se evitan los retrasos y también se previene la acumulación de tareas para la jornada siguiente, con la sensación de estrés que conlleva.

¿Por qué es importante ser constante?

Ser constante permite tomar las riendas de la propia vida y evitar perder mucho tiempo en la toma de decisiones que pueden quedar como “predeterminadas”. En la empresa, compañeros y superiores quieren tener personas así n el equipo: son fiables y responsables, cumplen con sus cometidos y aportan estabilidad al grupo.

La constancia no está reñida con la creatividad ni con la innovación. Al contrario, al eliminarse el estrés, que es un inhibidor de este tipo de procesos; quien sabe cómo ser constante encuentra la inspiración más fácilmente en ese momento del día que se marca para hacer una lluvia de ideas, buscar soluciones a algún problema o encontrar alternativas necesarias.

como ser constante

Cómo ser constante: claves para conseguirlo

Todos podemos aprender cómo ser constantes, aunque hace falta tener fuerza de voluntad para aplicar la constancia en nuestro día a día. Las claves para lograrlo son:

  1. Establecer prioridades.
  2. Analizar cómo se emplean las horas del día.
  3. Identificar las áreas de mejora que hay que trabajar y también los buenos hábitos que se desea mantener.
  4. Organizar qué momentos se dedicarán a qué, incluyendo el tiempo para el descanso y el ocio.
  5. Seguir la planificación, sin ponerse excusas, sin procrastinar, sin autoengañarse.

Las personas necesitamos seguridad y estabilidad para dar lo mejor de nosotros mismos. Cuando nuestras necesidades básicas están cubiertas podemos trabajar al máximo potencial y aportar aún más valor a los proyectos, profesionales o personales, con los que nos comprometemos. Aprender cómo ser constante es el primer paso para tomar el control de nuestra vida y crecer.

CTA - Descarga ebook 1 - Cómo crear una empresa consciente - Horizontal

 

Créditos fotográficos: LightFieldStudios

Entradas relacionadas

Deja un comentario