El Blog de Capitalismo Consciente

Flexibilidad horaria: opciones para motivar a los empleados con tiempo

Pasamos en torno un tercio de nuestras vidas en el trabajo y, en muchas ocasiones, como explican Raj Sisodia y John Mackey en su libro Conscious Capitalism, vemos los empleos como una carga que tenemos que soportar hasta que podemos disfrutar de nuestras vidas en las tardes, el fin de semana o durante vacaciones”. ¿Realmente tiene que ser así? ¿No sería posible cambiar el ‘Por fin es viernes’ por un ‘Adoro los lunes’? La flexibilidad horaria puede convertirse en un gran aliado para conseguir este objetivo.

Las personas solían desear amor, dinero, comida, seguridad, paz y libertad más que nada, pero  de acuerdo con Jim Clifton en The Coming Jobs War –haciéndose eco de un estudio de Gallup sobre la felicidad- esto, en los últimos 30 años, ha cambiado. “Ahora, la gente quiere un buen trabajo”.

¿Por qué implantar la flexibilidad horaria en las empresas?

Flexibilidad horaria

¿Y qué es un buen empleo? Entre otros factores, las políticas de flexibilidad horaria en las empresas contribuyen a mejorar las condiciones de trabajo y potenciar la satisfacción y felicidad de los empleados.

Así, según PricewaterhouseCoopers, los profesionales ansían más medidas de flexibilidad horaria que, por ejemplo, bonos o incentivos por su desempeño, mientras que World At Work pone de manifiesto que los trabajadores que tiene la capacidad de organizar su propio horario laboral y personal en función de sus necesidades están más satisfechos e incluso prefieren esta flexibilidad horaria a un incremento salarial.

También las empresas se benefician de los programas de flexibilidad horaria. En este sentido, la investigación Creating longer, more fulfilling working lives: Employer practice in five European countries, de CIPD, desvela que estas condiciones horarias más flexibles generan compromiso y motivación en los equipos, lo que se traduce en un mejor desempeño y un incremento de la productividad.

De hecho, según el estudio Does a Flexibility/Support Organizational Initiative Improve High-Tech Employees’ Well-Being? Evidence from the Work, Family, and Health Network, en el que se evaluó el impacto de la flexibilidad horaria en empresas del Fortune 500 a través de un programa piloto, reveló que aquellos trabajadores que participaron en el proyecto redujeron sus niveles de ‘burnout’ y estrés psicológico que aquellos empleados que no se adhirieron a la iniciativa.

¿Cómo integrar la flexibilidad horaria?

Ahora bien, cuando hablamos de flexibilidad horaria, no nos estamos limitando a una media jornada o al teletrabajo. Además de estas medidas, este concepto tiene otras muchas posibilidades que permiten a las compañías adaptar sus jornadas laborales a las necesidades de los empleados sin que ello les cause un perjuicio en cuanto al normal desarrollo de su actividad.

En este sentido, estas son algunas de las herramientas que tienen a disposición organizaciones y trabajadores:

  • Jornada intensiva o continua: donde el trabajador desempeña sus funciones de forma continuada, ya sea por la mañana o por la tarde. Es el caso del horario de los funcionarios de la Administración, por ejemplo.
  • Trabajo a distancia o teletrabajo: los empleados pueden desarrollar sus funciones desde casa o cualquier punto fuera de las instalaciones de la empresa.
  • Semana laboral comprimida: el horario de trabajo se intensifica, por ejemplo, de lunes a jueves, para permitir una salida más temprana o el descanso completo otro día, como pueden ser los viernes.
  • Reducción del horario de la comida: permite que aquellos empleados que lo deseen no hagan uso de su descanso para comer y puedan salir un poco antes o entrar algo más tarde.
  • Puestos compartidos: cuando una jornada laboral se divide entre dos profesionales que son remunerados en función del porcentaje de horas que dediquen al trabajo.
  • Bolsa de horas: se trata de pactar un cómputo de horas entre trabajador y empresa que pueden ser redistribuidas en función de las necesidades de ambas partes. Por ejemplo, la empresa puede hacer frente a picos de actividad sin tener que asumir horas extra, mientras que el empleado desarrollar parte de esas horas para después acumular días de descanso.
  • Horarios flotantes: posibilita que sean los trabajadores los que decidan cuándo entran en la oficina dentro de una franja horaria. Así, una compañía puede permitir el acceso libre entre las 7 y las 10 horas y, en función de esto, quedará determinada la hora de salida de cada uno.
  • Mayor conciliación a través de servicios: consiste en ofrecer a los empleados una serie de servicios por parte de la organización que les facilite cubrir parte de sus necesidades y obligaciones personales, como implantar un gabinete médico o legal para la plantilla o un servicio de guardería.
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment