El Blog de Capitalismo Consciente

Importancia de la inteligencia emocional: 10 efectos positivos en la empresa

No es casualidad que el libro Conscious Capitalism, de Raj Sisodia y John Mackey, se refiera a la importancia de la inteligencia emocional en el capítulo dedicado a convertirse en un líder consciente. Como apunta Daniel Goleman, autor de Emotional Intelligence, el EQ es en gran medida la clave del éxito profesional y su desarrollo por parte de los directivos, por su papel de alta responsabilidad, es crucial para conseguir que los equipos y la empresa avancen.

La importancia de la inteligencia emocional

La inteligencia pura no garantiza un buen manejo de las vicisitudes que se presentan y que es necesario enfrentar para tener éxito en la vida”, reflexiona Rosa López Moraleda, en el informe La importancia de la inteligencia emocional.

Si carecemos del conocimiento sobre nuestros propios sentimientos, valores, aspiraciones o ideales, iremos a través de la vida guiados por impulsos y deseos sin ser conscientes de por qué estamos haciendo lo que hacemos”, explican Sisodia y Mackey, para quienes los líderes conscientes deben saber detectar sus emociones, controlando las negativas y explotando las positivas.

No podemos escapar de las emociones, pero la diferencia entre un directivo o mando de un auténtico líder es que el segundo sabe manejarlas y emplearlas en pro de los objetivos de la compañía. “Siempre, al sentir una emoción, nuestro organismo va a tener una tendencia a actuar, pero depende de nosotros gestionarla correctamente para evitar situaciones que nos afecten; no se trata de reprimir la emoción, se trata de reconocerla en el momento que está pasando y convertirla en algo que nos sirva para lo que estamos haciendo en ese momento”, sostiene Denisse Alejandra Flores Coutiño en el ensayo Importancia de la inteligencia emocional en las organizaciones.

Importancia de la inteligencia emocional

Las consecuencias positivas de un alto EQ en los líderes

¿Cómo afecta esta mayor importancia de la inteligencia emocional en las compañías? Según Iranzu Goicoechea, profesora de la Escuela de Postgrado de la Universidad del Pacífico, en un artículo para el diario Gestión estos son los 10 principales efectos positivos de impulsar el EQ en las organizaciones:

  1. Fortalece el liderazgo. Los líderes con altos EQ obtienen mejores resultados en numerosos ámbitos profesionales, desde mayores beneficios económicos, mejor toma de decisiones, más conexión con los equipos…
  2. Mejora del clima laboral. Cuando los directivos muestran una alta inteligencia emocional, las relaciones interpersonales son más fluidas, pues los trabajadores se sienten valorados, comprendidos y satisfechos con sus empleos, convirtiéndose en profesionales implicados, autónomos y responsables.
  3. Impulsa la contribución individual. En este escenario positivo, los empleados se sienten parte importante de la compañía y, por tanto, ofrecen lo mejor de sí mismos, pues los éxitos de la organización son concebidos como los suyos propios y viceversa.
  4. Identifica el talento. Al mismo tiempo, este impulso del desarrollo profesional de cada trabajador permite a los líderes identificar a los mejores talentos e impulsar las fortalezas de cada empleado.
  5. Potencia el compromiso de las plantillas. Al sentirse parte de la compañía, los datos sobre motivación y fidelidad a la organización son más altos en aquellas empresas con líderes emocionalmente inteligentes, reduciendo el absentismo y la rotación de personal.
  6. Favorece la orientación al cliente. Si los líderes y sus equipos comprenden la importancia de la inteligencia emocional percibirán cómo los consumidores son uno de los ejes principales de la compañía, volcando sus esfuerzos en dar un buen servicio y conectar con los clientes, lo que redunda en la valoración del público objetivo y la sociedad.
  7. Incrementa la productividad. Dado que estamos ante equipos de trabajo altamente motivados e implicados, la productividad de la plantilla aumentará notablemente, como ponen de manifiesto numerosos estudios.
  8. Aumenta el potencial de los equipos de trabajo. Los grupos de profesionales capitaneados por un líder consciente de la importancia de la inteligencia emocional se convierten en equipos de alto rendimiento, es decir, alineados con la empresa, focalizados en los objetivos, coordinados, autónomos, innovadores…
  9. Mejora las relaciones con los stakeholders. Cuando el líder tiene la capacidad de comprender las emociones propias y ajenas es capaz de gestionar con mayor solvencia las relaciones con los proveedores, clientes, inversores y demás stakeholders, encontrando soluciones ‘WintoWin’ en situaciones complejas.
  10. Facilita la adaptación a los cambios. Los nuevos retos siempre generan miedos y incertidumbres, por lo que si el directivo dispone de un alto EQ será capaz de gestionar estas emociones y utilizarlas para superar los obstáculos.
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment