Pensamiento lateral: ejemplos y definición

Capitalismo Consciente
Tiempo de lectura: 3 minutos

La mayoría de los problemas de la vida real, especialmente aquellos que involucran a otras personas, requieren un enfoque creativo y un pensamiento lateral. Ejemplos pueden encontrarse a diario, dentro y fuera del lugar de trabajo.

La habilidad de pensar de manera creativa y ver las cosas desde fuera es beneficiosa para las personas y quienes les rodean, puesto que ayuda a prevenir conflictos, a resolver situaciones complicadas e, incluso, a innovar.

CTA - Descarga ebook 1 - Cómo crear una empresa consciente - Text

 

pensamiento lateral ejemplos

Peshkova

¿Qué es el pensamiento lateral?

El pensamiento lateral es la capacidad de pensar creativamente o “fuera de la caja” para resolver un problema. Se trata de lo contrario al pensamiento lógico. Esta forma de abordar la resolución de problemas, también denominada “pensamiento vertical”, se usa para buscar soluciones de manera directa y rígida.

A diferencia de ese enfoque, el pensamiento lateral mira las cosas desde una perspectiva distinta para encontrar respuestas que no son evidentes de inmediato.

En la actualidad, al hablar de pensamiento lateral hay ejemplos variados, aunque la primera vez que se empleó este término fue por el psicólogo Edward de Bono, quien lo acuñó.

¿Cómo se puede mejorar el pensamiento lateral? Ejemplos

El pensamiento lateral es una capacidad muy interesante que puede desarrollarse. Quienes ya la tienen pueden mejorarla y, los que aún no la han adquirido, están a tiempo de prepararse para aplicara en los momentos clave.

Existen diferentes técnicas de desarrollo del pensamiento lateral, ejemplos como:

  1. Mapas mentales. Los mapas mentales pueden ser una excelente manera de resolver problemas cuando el pensamiento lógico no ayuda. Debido a que los mapas mentales tienen un importante componente visual, requieren que el cerebro ajuste sus procesos de pensamiento, lo que a menudo ayuda a encontrar respuestas.
  2. Usar todos los sentidos. Todos tenemos cinco sentidos: vista, tacto, oído, olfato y gusto, pero rara vez los usamos todos para resolver problemas. Normalmente, utilizamos nuestro sentido de la vista para resolver las cosas, pero, hacer uso de los otros cuatro sentidos a veces puede tener resultados útiles. Por ejemplo, cuando alguien se enfrenta a un problema, ¿por qué no expresar sus pensamientos en voz alta y grabarlos en el móvil? Cuando se vuelva a escuchar, puede ser que se identifique una pista para su resolución que había pasado desapercibida.
  3. Pensamiento inverso. El pensamiento inverso implica analizar lo que las personas normalmente hacen en una situación y luego hacer lo contrario. Se trata de comenzar por el final y trabajar al revés. Por ejemplo, empezando por describir cómo sería la solución a un problema. Desde allí, se puede comenzar a trabajar hacia atrás para encontrar el punto de partida.

Pensamiento lateral ejemplos

La habilidad de pensar de manera creativa es requerida a menudo en carreras como marketing y publicidad, diseño gráfico o arte. Sin embargo, todas las profesiones pueden beneficiarse de individuos con esta capacidad.

Se trata de una gran ventaja el poder contar en el equipo con personas habituadas a usar el pensamiento lateral, ejemplos de abogados, ingenieros o periodistas que recurren a esta habilidad para convertir un contratiempo en oportunidad hay muchos. Por eso, se considera una capacidad muy bien valorada en todos los campos, puesto que permite resolver situaciones tan complicadas como las siguientes:

  • Un cliente difícil que presenta una reclamación y que, con ayuda del pensamiento lateral puede reconducirse a un cliente fidelizado, por ejemplo, entregando un vale de descuento para una próxima compra u ofreciendo una ampliación del plazo de garantía de un producto.
  • Un desacuerdo con un compañero de trabajo. Esta situación tan frecuente puede desembocar en un conflicto abierto que arrastre a todo el departamento a no ser que se resuelva aplicando el pensamiento lateral. Ejemplos habría varios y dependerían de la situación que originase el malentendido, aunque en todos los casos se trataría de soluciones creativas y que no se quedan en aceptar que uno u otro tiene la razón.
  • Dificultad para cumplir con un plazo de entrega, problema que podría resolverse recurriendo a ayuda externa, ofreciendo asumir un proyecto nuevo del mismo cliente y ampliando la deadline para entregar ambos a la vez o negociando una ampliación del plazo original a cambio de una ventaja para la otra parte.

¿Sabes cómo aprovechar el pensamiento lateral? ¿Ejemplos como los mencionados te resultan familiares? ¿Te gustaría que en tu empresa hubiese más personas capaces de resolver problemas de manera más creativa?

CTA - Descarga ebook 1 - Cómo crear una empresa consciente - Horizontal

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Entradas relacionadas

Deja un comentario