El blog para Organizaciones Conscientes

Tipos de líder: del liderazgo ausente al consciente

Redacción
Tiempo de lectura: 7 minutos

Erróneamente, se atribuye la capacidad de liderazgo a una posición jerárquica. Sin embargo, ser un auténtico líder no es algo que venga atribuido por un cargo en la empresa, sino que es un atributo que deben asignar los demás. Así, en las organizaciones podemos encontrar distintos tipos de líder, pero ¿Cuál de ellos es consciente?

El liderazgo consciente

“Un proceso por el cual una persona determina un objetivo que deberán lograr otras personas y las motiva a perseguir la concreción de ese objetivo con eficacia y  compromiso pleno”. Así es como define el liderazgo consciente Fredy Kofman en su libro La empresa consciente, insistiendo en el papel del directivo como “sostén del equipo”.

CTA - Descarga ebook 3 - Cómo gestionar el talento - Texto

Frente a otros tipos de líder, en los que la autoridad formal es suficiente para obtener esta calificación, para el Capitalismo Consciente, los directivos deben contagiar el propósito elevado de la compañía a todos los trabajadores, consiguiendo que estos se sientan entusiasmados por los objetivos de la empresa y desarrollen su máximo potencial. El liderazgo consciente no tiene nada que ver con un estatus jerárquico, sino con un respaldo global de los grupos de interés que consideran a ese ejecutivo como guía.

Como explica el experto en liderazgo y Recursos Humanos David Fischman, “es posible ejercer el liderazgo sin autoridad, pero tener autoridad no siempre implica ejercer el liderazgo”.

Tipos de líder

Tipos de líder según Fischman

De hecho, el autor de El líder interior, entre otras obras, es el creador de una reconocida clasificación de los tipos de líder en la que distingue cuatro variantes diferentes:

  • El líder ausente. Aquel que no establece relaciones interpersonales con los empleados y su trabajo se centra en lograr sus objetivos individuales, ajeno al propósito elevado de la compañía o las necesidades de los empleados. Por tanto, es un líder que carece de capacidad para motivar o inspirar a los equipos.
  • El líder transaccional. En este caso, el líder sí se preocupa por los trabajadores aunque se limita a satisfacer sus demandas primarias a través de recompensas materiales, dejando de lado factores de motivación intrínseca, como el reconocimiento o el desarrollo personal.
  • El pseudolíder. Dentro de los tipos de líder de Fischman, el llamado falso líder es aquel directivo que no demuestra con sus acciones las ideas que promueve, sino que basa su desempeño profesional es decir a los demás lo que desean escuchar para conseguir sus metas personales, sin una ejecución real de estas promesas.
  • El líder transformador. Este último estilo de liderazgo transformador es el que más entronca con las ideas del Capitalismo Consciente, pues busca alcanzar las metas de la empresa y del capital humano a través de una conducta que inspira y motiva en base al propósito elevado de la compañía.

El líder consciente

¿Cuáles son las características que definen a ese liderazgo consciente? En este sentido, Kofman apunta las siguientes:

  • Los líderes conscientes demuestran que tienen las capacidades cognitivas y técnicas necesarias para llevar a cabo sus funciones. “En este caso la palabra ‘demostrar’ indica que un líder no sólo debe tener esas competencias, sino que también debe convencer a sus empleados de que posee el mérito necesario para estar al frente de un equipo”, puntualiza el autor.
  • Además, los líderes conscientes deben integrar siete cualidades:
    • Responsabilidad incondicional.
    • Integridad esencial.
    • Humildad ontológica.
    • Comunicación auténtica.
    • Negociación constructiva.
    • Coordinación impecable
    • Maestría emocional.

Como señala Lao tzu: “El peor líder es aquel a quien las personas desprecian. Un buen líder es aquel a quien las personas veneran. Un gran líder es quien hace que las personas digan: ‘Lo hicimos nosotros mismos’”.

No obstante, el liderazgo consciente, igual que otras habilidades y competencias, puede ser aprendido y perfeccionado a través de acciones formativas, como los Círculos Conscientes de Liderazgo, un programa puesto en marcha por la Fundación Capitalismo Consciente con el objetivo de que los directivos de las compañías puedan mejorar sus habilidades a través del diálogo y la experiencia real compartida.

Tipos de liderazgo empresarial en tiempos de crisis

En el espacio TGIF! tuvo lugar la charla con Isabel Nogueroles (puedes verla aquí), CEO y fundadora de Liderazgo3D, para hablar sobre las habilidades y tipos de liderazgo necesarios en tiempos difíciles.

Con ella repasamos esas cualidades y estrategias que pueden ayudar a las empresas a salir reforzadas de la adversidad. En su discurso, tuvo muy en cuenta a las PYME y empresas familiares, por ser las que más afectadas suelen verse por este tipo de situaciones.

De una conversación tan cercana y enriquecedora nos quedamos con la idea de que palabras como “compartir”, “empatía” o “ayudarnos” se sienten muy cercanas a los mejores tipos de liderazgo en tiempos de crisis.

¿Qué es liderazgo?

Cuando los cambios se suceden sin tregua y abocan a las empresas, o a toda la sociedad en conjunto, a una situación desafiante, entender qué es liderazgo es más importante que nunca. Aquí no cabe referirnos a tipos de liderazgo, ya que liderazgo es, en todo caso, servir.

Un líder puede ser más o menos participativo, más o menos laissez faire, pero nunca debería olvidar su condición de sirviente.

Además de ser consciente de ella, es necesario asumir que liderazgo es también gobierno e impacto. Esto último, no solo en la empresa y de puertas para dentro, sino en la sociedad, en la comunidad.

¿Cómo mejorar el liderazgo?

En tiempos de crisis hay que aprender a sacar tiempo para desarrollar nuevas habilidades que mejoren la calidad del liderazgo. Como individuos necesitamos seguir creciendo, entrar en la rueda del aprendizaje continuo y seguir puliendo defectos. Con más motivo cuando se ocupa una posición de líder frente a otros.

En este caso, resulta conveniente:

  1.       Desarrollar el potencial del negocio y el equipo. Como decíamos, todas las personas tenemos esa curiosidad innata que nos lleva a descubrir, a querer conocer y es nuestra principal baza a la hora de desarrollar ese potencial que tenemos dentro. La organización, a través del líder, debe facilitar que se produzca ese crecimiento individual de cada miembro del equipo, que también será la forma de apostar por el futuro del negocio.
  2.       Ir a lo esencial. En una crisis, muchos se centran en trabajar planes de contingencia a corto plazo, pero no hay que olvidar que pueden aparecer drivers que impulsen cambios en nuestros planes estratégicos. Es recomendable tener presente la visión a medio plazo y para ello, no solo centrarse en lo inmediato, en apagar fuegos, sino plantearse objetivos realistas que vayan un poco más allá.
  3.       Desarrollar competencias digitales. El uso de la tecnología se va a hacer más fácil. Aunque no todos podamos hacer teletrabajo, sí que se pueden desarrollar formas ágiles de trabajar. Una forma de conseguirlo es descubrir nuevas innovaciones que nos ayuden a introducir pequeñas mejoras.

Independientemente de los tipos de liderazgo que tengamos en mente, estas tres formas de mejorar como líder son aplicables. Ponerlas en práctica puede ayudar a la empresa a salir de la crisis, no solo sobreviviendo, sino consolidándose. Pero no conviene perder de vista esas otras competencias más adaptativas, muy importantes dentro del espacio relacional. ¿Quieres saber a cuáles nos referimos?

La importancia del espacio relacional y sus estrategias para los distintos tipos de liderazgo

Isabel Nogueroles recalcaba que se trata de un ámbito de competencia muy importante del liderazgo. Todo lo que tiene que ver con el espacio relacional cobra una importancia decisiva en tiempos de crisis y se requiere estar más atento que nunca a lo que hay detrás de las personas.

En función de los tipos de liderazgo que existan en la organización, la forma de actuar irá encaminada en una u otra dirección, como:

  • Apoyar al individuo para superar sus vulnerabilidades, profundizando en la relación con él a través del interés por sus preocupaciones y expectativas, pero también por su estado emocional, sus dudas, inquietudes y preocupaciones.
  • Explotar al máximo el potencial creativo del negocio. En tiempos de crisis la creatividad es clave puesto que determina lo que podemos hacer con los recursos disponibles.
  • Crear alianzas. Con proveedores, con clientes, con socios, con la comunidad e incluso con la competencia. Las colaboraciones nos hacen más fuertes y pueden dotarnos de las herramientas necesarias para capear el temporal.

En todo lo relativo al espacio relacional vemos que la comunicación es muy importante. Una crisis es un momento de confusión, despiste y miedo. Las personas necesitan apoyo para poder confiar en que la situación se reconducirá y que se saldrá del bache.

Al mismo tiempo, resulta necesario ser conscientes de que la empatía es un valor que ayuda a superar los desafíos que van llegando y que como tal se desarrolla como un músculo más del negocio en tiempos difíciles.

Una vez que quedan atrás los problemas, hay que asegurarse de no perder esas capacidades adquiridas que se hicieron crecer durante la crisis, porque nos protegen frente a lo que está por venir y porque son ya parte de la identidad reforzada de la empresa.

tipos de líder importancia

Lecciones de humanidad que nos da la crisis

Una crisis es un cambio. Hay cosas que no vuelven a ser igual y, en algunos casos, eso es positivo. Trabajar por salir del bache es un proceso que nos deja lecciones como:

Humanidad

Vamos por una senda en la que el capitalismo parece olvidarse de la familia y de la persona. La humanidad es lo principal y eso nos lo enseña cada crisis. No hay que perderla porque todos somos vulnerables, todos estamos en peligro y necesitamos que nos tiendan una mano en algún momento.

Alianza

Tanto en el sector público, como en el privado. Las alianzas conscientes aúnan propósito en un sistema que va mucho más allá de tu propio círculo, de tu propia empresa.

Unidad

A nivel macro, otro tema importante es que la geopolítica cambia de forma muy clara tras cada crisis importante. La unidad es clave y no solo a nivel gubernamental, sino también en la esfera social y en la empresarial.

Transparencia y participación

Ser honesto y tratar a las personas como adultos, explicar las circunstancias de manera transparente y facilitar a todo el mundo ser parte de la solución es un enfoque de gestión que no puede faltar en ninguno de los tipos de liderazgo que se den en la empresa. Habría que preguntar a quienes guían e inspiran a nuestros equipos si son responsables como líderes para generar esta confianza tan necesaria.

Consejo para hoy

Ya al final de la charla, Isabel Nogueroles nos brinda varios consejos, que empiezan por dar y ayudar en todo lo posible y siempre que se pueda. “¿Qué necesitan tus clientes? ¿Qué necesitan tus proveedores? ¿Qué necesita tu familia? ¿Y tu equipo?” Comunicar y mantenerse cercano. “¿Has hablado hoy con ellos?” Hacer las cosas fáciles a los demás y compartir conocimiento.

Y, mirando hacia dentro, hay que tener claro que no podemos liderar a otros si no nos lideramos a nosotros mismos primero. Mantener la calma y la serenidad, buscar nuestro espacio es fundamental. Respirar, relajarse cuidarse y mantener esa mirada interna, saber cómo se siente uno mismo. Cuidar lo físico y lo emocional, para estar bien es clave para poder darlo todo en el trabajo como líder.

CTA - Descarga ebook 3 - Cómo gestionar el talento - Horizontal

Entradas relacionadas

Deja un comentario