Tipos de metodología: parte de tu responsabilidad gestora

Capitalismo Consciente
Tiempo de lectura: 3 minutos

Las empresas son responsables ante sus grupos de interés y deben ser conscientes en la elección de los tipos de metodología que les ayude en su gestión. Cada compra de un producto o servicio conlleva una promesa. Los compradores prometen que su dinero o crédito son buenos, y las empresas prometen un nivel de calidad que entregará lo que se anuncia. Sin embargo, la relación puede volverse más compleja rápidamente.

 

tipos metodologia

Gajus

Las partes interesadas también pueden exigir que las empresas que patrocinan devuelvan a la comunidad local o protejan el entorno global mientras desarrollan sus productos o prestan servicios. Los empleados pueden exigir un cierto nivel de remuneración por su trabajo, además de determinados beneficios.

Los gobiernos, por su parte, exigen que las empresas cumplan con las leyes, y los compradores en los intercambios entre empresas exigen no solo productos y servicios de alta calidad, sino también la entrega a tiempo, y el mantenimiento y el servicio en caso de que algo salga mal.

Cumplir con las obligaciones fundamentales hacia los grupos de interés consiste, principalmente, en brindar buenos productos y servicios, pero también tiene que ver con la comunicación, la ética, la responsabilidad y la visión.

¿Sabes qué tipos de metodología te ayudan a alcanzar ese propósito? ¿Tienes interés en mejorar la gestión de tus stakeholders?

CTA - Descarga ebook 2 - ¿Por qué las empresas conscientes son más rentables? - TEXT

Planteamientos que las empresas deben considerar en relación con sus stakeholders y los tipos de metodología en que se basen para gestionarlos

Complejidad de la relación

Hemos visto que las partes interesadas incluyen a las personas y entidades en las que invierten e influyen en el éxito de una organización. También es cierto que las partes interesadas pueden tener múltiples roles simultáneos. Por ejemplo, un empleado también puede ser un cliente y un accionista.

Teniendo esto en cuenta se intuye la complejidad en la elección de los tipos de metodología a partir de las que se puede gestionar la relación con los stakeholders.

Continuidad de la relación

Además, cualquier transacción entre una parte interesada y una organización empresarial puede parecer finita cuando, en realidad, no lo es. Por ejemplo, después de comprar algo en una tienda, el cliente sale y se va a su casa. Pero su relación con la tienda probablemente continúe. Es posible que desee volver a comprar el artículo o hacer una pregunta sobre una garantía. Es posible que la tienda haya recopilado datos de marketing futuros sobre él y sus compras a través de su programa de fidelización de clientes o mediante el uso de una tarjeta de crédito, y emplee esta información para hacerle llegar emails informativos u ofertas personalizadas.

Cumplimiento y su papel en la relación

Cada caso de un producto defectuoso o un servicio mal entregado es diferente. Si las leyes superan un estándar mínimo, pueden volverse engorrosas e impedir el crecimiento empresarial. Sin embargo, si las empresas se adhieren únicamente a las leyes y los mínimos éticos, pueden desarrollar una mala reputación y las personas pueden sufrir daños.

El curso de acción éticamente mínimo no es ilegal o necesariamente no ético, pero la compañía que lo elija no habrá reconocido el verdadero valor de sus grupos de interés.

La Responsabilidad Social de la Empresa en la elección de los tipos de metodología para la gestión de stakeholders

Hay dos puntos de vista opuestos acerca de cómo las empresas, y las grandes corporaciones públicas en particular, deben abordar la ética y la responsabilidad social.

Un punto de vista sostiene que las empresas deben comportarse éticamente dentro del mercado, preocupándose solo por servir a los accionistas y otros inversores. Esta visión coloca las consideraciones económicas por encima de todas las demás.

El otro punto de vista es que las partes interesadas no son los medios para el fin (ganancia) sino que son fines en sí mismos como seres humanos. Por lo tanto, la responsabilidad social de la visión empresarial es que ser responsable ante los clientes, empleados y una gran cantidad de otras partes interesadas no solo debe ser una preocupación corporativa, sino que también es fundamental para la misión de una empresa.

En esencia, esta vista otorga una importancia especial a la consideración cuidadosa de los grupos de interés y debe ser la que inspire la selección de los tipos de metodología más adecuados para su gestión.

Una organización tiene deberes y responsabilidades con respecto a cada parte interesada; sin embargo, el contrato social implícito entre la empresa y la sociedad significa que, mientras cumpla con los requisitos legales puede limitarse a respaldar solo estándares éticos mínimos. Pero no es un planteamiento correcto, la sociedad en general en el largo plazo requiere que las empresas consideren una gama más amplia de deberes en sus relaciones con las partes interesadas clave, que sean más conscientes en la elección de los tipos de metodología de gestión.

CTA - Descarga ebook 2 - ¿Por qué las empresas conscientes son más rentables? - Horizontal
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

Deja un comentario