El blog para Organizaciones Conscientes

Tipos de diversidad en el negocio inclusivo

Redacción
Tiempo de lectura: 4 minutos

Existen muchos tipos de diversidad. No solo la de género, sino también la de edad, cultura o pensamiento, por ejemplo. Kristin Engvig, una de las mujeres más influyentes en términos de diversidad a nivel global, comparte con nosotros su visión sobre este tema.

Diversidad

wildpixel 

Crisis, equilibrio y tipos de diversidad

El propósito de Kristin Engvig en la vida es intentar encontrar el equilibrio e inspirar a otros a conseguirlo para que todos podamos vivir juntos. Sin embargo, la pandemia la ha obligado a adaptarse a la situación.

Ella empezó empoderando mujeres a través de las conferencias. Le parecía que era la forma más rápida de conseguirlo “todas juntas, libres para hacer lo que quisiéramos, acelerando el cambio. Pero, al llegar la pandemia, me di cuenta de que ya no podía usar ese modelo, no era posible estar juntas de la misma forma y tuve que plantear un nuevo modelo online.”

Es emocionante ver cómo mujeres de todo el mundo se juntan, cuando antes no podían. La red nos permite interactuar a través de talleres y otras iniciativas con motivo de cada evento. Si bien no es viable organizar un encuentro de cientos, sí puede sacarse adelante en base a grupos pequeños distribuidos.”

CTA - Descarga ebook 1 - Cómo crear una empresa consciente - Text

Afirma que la crisis puede usarse para innovar y desarrollar nuevas capacidades. Navegarla es una oportunidad o un desafío, depende de cómo lo vea cada uno. En su caso, abrazar el cambio le ha permitido hacer llegar su mensaje a una audiencia mucho más amplia. Los tipos de diversidad que pueden encontrarse en el espacio común que crea superan las barreras de la cultura, el idioma, la geografía o la edad.

“Ayudarnos unas a otras físicamente es muy importante pero el que no podamos hacerlo ahora no nos va a detener. De hecho, igual este cambio nos hace crecer y ganar en relevancia”.

Nos dice que “la mejor forma de enfrentarse a la oportunidad es dejar que el pasado quede atrás y juntarse con personas diferentes a ti. Por eso recurrir a los diferentes tipos de diversidad es necesario: hombres, mujeres, diferentes edades, idiomas, culturas, trayectorias…”

Cuotas y pensamiento divergente

Está claro que la diversidad es un ingrediente necesario para la creatividad. Pero una cosa es pensar que se necesita más diversidad y otra es concluir que si se propicia, pueda asegurarse que todo irá mejor.

Hay organizaciones donde presupuestar para incluir diversidad no es una prioridad, y eso es entendible, pero también cuestión de perspectiva”, comenta Kristin Engvig. “Todos queremos sentir el confort, una base sólida, y a partir de ese equilibrio, incorporar otros factores que nos hagan crecer.”

Hablando del cambio de rol de las mujeres en los negocios, observa que “hace años la diversidad no era evidente. Hoy se ve que tanto los hombres, como las mujeres son más femeninos. Cuidan, comparten y colaboran. Los países escandinavos son un ejemplo”.

Especialmente en los últimos meses, debido a los cambios en el entorno se está produciendo una llamada que hace más necesarias que nunca estas cualidades femeninas, empezando por la empatía. Hace más falta ejercitarlas, explorar quiénes somos en realidad y aceptarlo, igual que tenemos que aceptar cómo son los demás.

“Las crisis también nos demuestran que algunas cualidades son situacionales. Todos tenemos muchas dimensiones y según vamos creciendo como seres humanos podemos entenderlas e integrarlas mejor”.

Negocio inclusivo: más allá de incorporar en plantilla varios tipos de diversidad

“Una empresa inclusiva da empleo a distintas clases de empleados: religión, género, nacionalidad, pasado, formación y muchos más. Pero el negocio inclusivo implica que hay un modo de pensar y actuar que influye en cómo se trata a las personas de puertas para fuera, a todo el entorno. Clientes, socios, proveedores… es una naturaleza inclusiva, algo más grande. Pero también requiere límites: tiene que haber integridad”.

Para avanzar hacia ese modelo de negocio inclusivo que abraza los distintos tipos de diversidad en su ecosistema Kristin Engvig recomienda empezar por los líderes y miembros de la organización.  “El primer paso es aplicar cuotas de nacionalidad o de género, combinadas con programas que expliquen a las personas esta visión. Las cuotas en política o empresa, por un periodo de tiempo limitado, aceleran el proceso.” También hace hincapié en que “a veces hay que ver cómo de generosos somos para tomarnos el tiempo de aceptar algo que es diferente.”

La cultura no puede cambiarse instantáneamente y requiere de instrumentos, por ejemplo “IKEA ha definido sus diferentes procesos para que no haya malentendidos por razones culturales. Es un trabajo de fondo que no debería faltar. Es lo que actúa como pegamento”.

No todo se reduce a la definición de la empresa de lo que funciona o lo que es mejor. Hoy día las cosas han cambiado y, para tener éxito, todo el mundo debe estar unido y avanzar en la misma dirección. Es la alineación en valores lo que hace que todo funcione.

“Estoy convencida de que las empresas deben ir en la dirección del awareness, el respeto al medio ambiente y las personas. Que todo se integre en un todo. Hay que crecer en este sentido. Hay que continuar abogando por esta causa, por la inclusión, la sostenibilidad y por una forma de hacer negocios donde sea posible disfrutar.”

Si te ha gustado reflexionar sobre las pinceladas de pensamiento divergente que Kristin Engvig ha compartido con nosotros y quieres conocer más de sus opiniones, puedes acceder aquí a la entrevista completa.

CTA - Descarga ebook 1 - Cómo crear una empresa consciente - Horizontal

Entradas relacionadas

Deja un comentario