Desde el comercio minorista a las finanzas y las industrias en el medio, las organizaciones que reconocen que hacer el bien es un buen negocio se están convirtiendo en las creadoras de valor final. Están cambiando su cultura y generando diferentes formas de aportar valor que relevante: emocional, experiencial, social y financiero. Y lo están haciendo para todos los grupos de interés, no porque sea simplemente políticamente correcto, sino porque es el único camino hacia una ventaja competitiva a largo plazo. Estas son las ‘firms of endearment’ y sus prácticas, historias y resultados son mostrados en esta obra a partir de ejemplos, casos de estudio y experiencias prácticas que ofrecen al lector una visión de cómo este sello distintivo de responsabilidad social se ejerce en la actualidad.