Fases del estrés: gestionar un impulso ancestral en la oficina

Capitalismo Consciente
Tiempo de lectura: 3 minutos

Las fases del estrés empiezan a presentarse a partir de un estímulo, que puede ser o no predecible. El estrés tiene consecuencias perniciosas para la salud de la persona, pero también es muy negativo su impacto en el ambiente que la rodea, a nivel privado y laboral. Conocer cuáles son las fases del estrés puede ayudarnos a paliar sus efectos adversos.

CTA - Descarga ebook 3 - Cómo gestionar el talento - Texto

 

fases del estres

wildpixel

Primeras fases del estrés

La primera de todas las fases del estrés se origina con el reconocimiento de la demanda ambiental. Cada evento en nuestro entorno, desde la temperatura, la meteorología o una llamada de teléfono, causa algún tipo de impacto en nosotros.

Puede tratarse de eventos esperados, pero también de otros imposibles de pronosticar. No obstante, independientemente de si podemos predecir un evento o no, en el instante en que tomamos conciencia de que se está produciendo, reconocemos una demanda.

Es el momento de que la segunda fase del estrés dé comienzo. Se trata de la valoración de la demanda. Comprender que se ha producido una demanda no nos hace experimentar automáticamente el estrés, sino que es su valoración la que lo provoca.

Es interesante tener en cuenta que, el proceso de evaluación explica en parte por qué un evento en particular puede ser negativamente estresante para una persona, pero no para otra. Y este proceso puede resumirse en dos cuestiones:

  • ¿Este evento representa una amenaza para mí?
  • ¿Tengo los recursos para hacer frente a este evento?

Si llegamos a creer que el evento es una amenaza para nuestro bienestar, o si creemos que carecemos de los medios para responder efectivamente al evento, entonces nos sentimos estresados.

Fases del estrés: la movilización

La movilización del sistema nervioso es nuestra respuesta al estrés. El sistema nervioso simpático nos prepara para la acción de dos formas diferentes:

  • Luchando
  • Huyendo

En respuesta a un factor estresante, el hipotálamo libera hormona liberadora de corticotropina (CRH). A su vez, la CRH actúa sobre la glándula pituitaria, lo que desencadena la liberación de otra hormona llamada adrenocorticotropina (ACTH) en el torrente sanguíneo. Luego, la ACTH activa las glándulas suprarrenales (que están situadas sobre los riñones), para liberar las hormonas cortisol y cortisona, así como la epinefrina (también conocida como adrenalina) y la norepinefrina (también conocida como noradrenalina).

La presencia de cortisol funciona para aumentar inmediatamente la cantidad de energía que el cuerpo tiene disponible al elevar los niveles de glucosa en el torrente sanguíneo, y, por tanto, también en el cerebro, lo que ayuda a agudizar nuestra atención y acelerar nuestro proceso de pensamiento.

Al mismo tiempo, se apagan los sistemas corporales que no son inmediatamente importantes para manejar una amenaza física, como la digestión, la reproducción y el crecimiento. Y, simultáneamente, aumenta el ritmo cardíaco, se eleva la presión arterial, acelera el tiempo de reacción y aumentan los niveles de energía.

La respuesta a la amenaza: entrando en las últimas fases del estrés

Una vez que su cuerpo haya sido preparado para la acción por las diversas hormonas y neurotransmisores, estará listo para responder al factor estresante tomando medidas físicas.

La respuesta de lucha o huida es automática y rápida, lo que fue útil para nuestros antepasados ​​al proporcionarles respuestas automáticas a las amenazas cuando no tenían tiempo para pensar de manera lógica sobre la mejor manera de gestionar una situación. Pero, quizás hoy día, en el entorno en que suelen presentarse las distintas fases del estrés, este tipo de respuesta no sea la más adecuada, ya que no estamos hablando en términos de supervivencia.

Las amenazas intangibles, las más comunes en el mundo de hoy, hacen que las respuestas primarias no sean las más apropiadas. Precisamente por ello, conocer las fases del estrés y aprender a identificarlas es de gran relevancia para poder controlarlas desde la consciencia.

CTA - Descarga ebook 3 - Cómo gestionar el talento - Horizontal

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

Deja un comentario