El blog para Organizaciones Conscientes

Tipos de conflictos laborales y cómo resolverlos

Capitalismo Consciente
Tiempo de lectura: 3 minutos

Si bien es responsabilidad de Recursos Humanos compartir y capacitar a los gerentes en estrategias efectivas de resolución de los distintos tipos de conflictos laborales, no es su responsabilidad resolver todos los problemas en el lugar de trabajo. Lo que los responsables de personal deberían hacer es alentar a los gerentes a resolver las dificultades que puedan surgir en el día a día con sus empleados gestionando esas situaciones de manera efectiva.

 

alphaspirit

4 estrategias para resolver efectivamente los tipos de conflictos laborales más frecuentes entre superiores y empleados

El conflicto en el lugar de trabajo es inevitable: las personalidades opuestas chocan, el estrés prevalece, las percepciones de las situaciones varían y los puntos de vista difieren, todo lo cual contribuye a la tensión y el desacuerdo.

Saber cómo gestionar los diferentes tipos de conflictos laborales es clave para mantener alta la productividad y la moral. Así, entre las estrategias que pueden aplicarse se encuentran las siguientes:

1) Dejar a un lado los prejuicios. Una cualidad esencial que todos los gerentes necesitan desarrollar es un fuerte sentido de autoconciencia. Los gerentes deben reconocer sus propios prejuicios, puntos de activación y preconceptos, de lo contrario es difícil elevarse por encima de ellos para identificar cuál es el problema real. Esto también significa ser consciente de cómo reaccionan, tanto física como emocionalmente, ante situaciones que involucran conflicto. Las respuestas más comunes a los conflictos están relacionadas con la evitación del problema o el ceder y acumular resentimiento. También hay respuestas constructivas, como las que parten del compromiso (es lo que sucede cuando las dos partes acuerdan una resolución) o la colaboración, que implica trabajar para encontrar una solución en la que todos satisfagan sus necesidades. Evitar un conflicto es otra opción. Podría ser efectiva cuando el problema es menor, pero no es prudente cuando surge un conflicto importante.

CTA - Descarga ebook 3 - Cómo gestionar el talento - Texto

2) Practicar la escucha activa. Cuando surge cualquiera de los tipos de conflictos laborales más comunes, los gerentes deben bloquear los impulsos para formular sus respuestas y simplemente centrarse en escuchar. Esta escucha se debe llevar a cabo desde la empatía, porque, si bien no necesariamente hay que estar de acuerdo con el empleado, sí que es beneficioso para ambos que el gerente se ponga en su lugar y reconozca, si es el caso, que tiene una perspectiva diferente a la suya.

3) Usar la empatía. La empatía es la capacidad de una persona para comprender los sentimientos de otros a través de mensajes verbales y no verbales, brindar apoyo emocional a las personas cuando sea necesario y comprender los vínculos entre las emociones y los comportamientos de los demás. Mostrar empatía hacia los empleados es clave para establecer una relación de confianza. También es una habilidad de liderazgo muy valorada, especialmente en situaciones de conflicto entre superiores y subordinados.

4) Centrarse en el comportamiento. Durante la resolución de los tipos de conflictos laborales que pueden darse en cualquier empresa, nunca es recomendable enfocar el mensaje en la persona. Si se está tratando con un problema de comportamiento en el lugar de trabajo, hay que poner el foco en ese y no en el individuo que lo manifiesta.

Los gerentes deben agotar sus propias de herramientas de resolución de conflictos y confiar primero en las políticas y procedimientos de la organización antes de involucrar a los responsables de personal de la empresa. Es importante ese esfuerzo por tratar de resolver los tipos de conflictos laborales de manera autónoma y buscando la solución que es mejor para todos.

CTA - Descarga ebook 3 - Cómo gestionar el talento - Horizontal

Entradas relacionadas

Deja un comentario