El blog para Organizaciones Conscientes

Mal ambiente laboral: identifícalo y combátelo

Capitalismo Consciente
Tiempo de lectura: 2 minutos

El mal ambiente laboral es como una bola de nieve que va creciendo y no deja de aumentar de tamaño, igual que se dispara también la gravedad de sus consecuencias. Pero todo empieza en el individuo. ¿Has pensado si tú puedes estar contribuyendo a enrarecer el clima, sin darte cuenta?

CTA - Descarga ebook 2 - ¿Por qué las empresas conscientes son más rentables? - TEXT

¿Qué es el mal ambiente laboral?

Una atmósfera tóxica, un clima negativo en la oficina, malas vibraciones en el trabajo… son muchas las expresiones que ayudan a explicar lo que entendemos por mal ambiente laboral. El resultado está claro y es fácil de identificar: nadie se siente a gusto, se percibe la tensión y el conflicto está presente.

Gran parte de la energía de las personas que forman parte del equipo se disipa en pensamientos relacionados con este tipo de circunstancias, tratando de entender la situación, repasando mentalmente los hechos que derivaron en la última disputa o preparando el próximo encuentro con quien ha dejado de verse como un compañero, para mirarse como un rival.

El mal ambiente laboral perjudica a la empresa:

  • Creando una atmósfera negativa.
  • Reduciendo la productividad.
  • Aumentando la rotación y el absentismo.
  • Afectando a su imagen y reputación.

También causa un efecto negativo sobre todas las personas que componen la organización, que:

  • Ven reducida su satisfacción laboral.
  • Pierden motivación.
  • Nota que su nivel de compromiso desciende.
  • Se dan cuenta de que la negatividad del entorno afecta a su rendimiento.

mal ambiente laboral

Cultura para combatir el mal ambiente laboral

Reforzar una cultura de respeto y reconocimiento es una forma efectiva de prevenir el mal ambiente laboral. Cuando todos los empleados son conscientes de que hay objetivos comunes, de que se comparte el mismo propósito elevado y que los demás están allí para echar una mano cuando es necesario; es difícil que aparezca el germen de la negatividad.

Ante las situaciones de tensión, se responderá con comprensión, escuchando al otro. Cuando no se comprenda bien el motivo de una decisión, se comentará abiertamente, esperando una respuesta honesta. Siempre que alguien pida ayuda, se le brindará en la medida de lo posible y desde la amabilidad.

Este tipo de respuestas son el fruto de una cultura consciente en la que se practica el reconocimiento y se favorece la comunicación.

Asentarla y mantenerla es un trabajo de todos los días, que necesita de la aportación de todas las personas que forman parte de la organización. Tú mismo puedes impulsar la positividad en la atmósfera de tu lugar de trabajo empezando hoy.

Hacerlo te confirmará lo sencillo que resulta conseguir que otros te sigan y empiecen a hacer lo mismo. Poco a poco, el cambio se hará evidente, incluso se notará desde fuera de la organización (clientes, proveedores y socios de negocio).

Si eres un líder y quieres que la rueda empiece a girar hacia un terreno más amable, puedes inspirarte por la charla de Steve Hall que encontrarás aquí. Escucharle te permitirá conocer de primera mano todo lo que puede conseguirse con amor y cuidado en el mundo de la empresa.

CTA - Descarga ebook 2 - ¿Por qué las empresas conscientes son más rentables? - Horizontal

 

Créditos fotográficos: fizkes

Entradas relacionadas

Deja un comentario