Coaching, liderazgo, ventajas y más

Capitalismo Consciente
Tiempo de lectura: 2 minutos

Una fuerte cultura de coaching se refleja en un mayor compromiso de los empleados y un mejor desempeño financiero. Pensar que el coaching es solo para el liderazgo es un error, ya que el acceso a este tipo de sesiones no debería limitarse a roles a este nivel en la empresa.

CTA - Descarga ebook 3 - Cómo gestionar el talento - Texto

coaching liderazgo

fizkes

Coaching y liderazgo: todo ventajas

Las habilidades de coaching y de liderazgo están unidas, en el mejor de los casos. De hecho, se consideran competencias esenciales para los gerentes, incluso en los casos en que es la primera vez que se enfrentarán a la gestión de personas. Así lo demuestran datos de un reciente estudio (ICF):

  • Según los encuestados, apoyar el desarrollo de otros y ofrecerles coaching (44%), involucrar e inspirar a los equipos (41%) y tener inteligencia emocional (35%) son las habilidades y competencias más valiosas para quienes ocupan posiciones de liderazgo en la empresa.
  • Solo el 36% de las organizaciones ofrecen capacitación específica en coaching a sus nuevos líderes. Esta proporción tiende a aumentar cuando el liderazgo se encuadra en puestos y tareas relacionados con el departamento de recursos humanos.
  • El sesenta y cinco por ciento de las organizaciones confirman sus planes de ampliar el alcance de los líderes que recurren ya a habilidades de coaching.

Una cultura de coaching: liderazgo y más

Tradicionalmente, el coaching ha sido una poderosa herramienta de desarrollo reservada para ejecutivos. A medida que más líderes ven el poder del coaching para lograr un rendimiento optimizado y una mayor participación, están ampliando el acceso al coaching para todos los empleados a través de diversas modalidades.

Coaching y liderazgo ya no es una unión en exclusiva, y sus efectos beneficiosos para la organización se multiplican a la vez que se ofrece esta guía a más profesionales dentro e la empresa.

Una encuesta conducida por ICF revelaba que una de cada cuatro (25%) de las organizaciones participantes en el estudio tenía una fuerte cultura de coaching. Aunque esta serie de investigación no es un estudio longitudinal y el compuesto ha cambiado ligeramente a lo largo de los años, la proporción de organizaciones que se caracterizan por este rasgo ha aumentado progresivamente en los últimos años.

Así, si en esa primera edición tan solo un 13% afirmaban haber construido una cultura de coaching, en 2017, una de cada cuatro aseguraba haber expandido el coaching más allá del liderazgo.

Dar este paso y democratizar el acceso al coaching se vuelve la opción lógica cuando no solo los altos ejecutivos, sino también el resto de empleados valoran el coaching. Esta cultura se arraiga cuando ya se cuenta con líderes con capacitación acreditada específica para ejercer como coaches.

Para fomentar las consecuencias positivas del coaching, el liderazgo debe preocuparse por integrar este elemento con una partida específica en el presupuesto. Solo así se podrá asegurar que todos los empleados de la organización tengan la misma oportunidad de recibir coaching de calidad, ya sea internamente, de forma externa o recurriendo a los gerentes capaces de aplicar sus habilidades de coaches.

¿Listo para convertir la relación entre coaching y liderazgo en algo más grande, con mayor alcance y más repercusión en la empresa?

CTA - Descarga ebook 3 - Cómo gestionar el talento - Horizontal
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

Deja un comentario