El blog para Organizaciones Conscientes

Liderazgo democrático: 4 formas de reforzar la comunicación

Capitalismo Consciente
Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Te interesa lo que otros tienen que decir sobre un asunto? ¿Fomentas la participación de tus colaboradores? ¿Ofreces guía, pero siempre respetando el intercambio libre de ideas? Si has respondido afirmativamente a estas cuestiones, podrías ser ejemplo de liderazgo democrático.

También conocido como liderazgo participativo, en una empresa donde existen esta clase de líderes no se lleva el ordeno y mando. Se trata de un enfoque se liderazgo muy efectivo que supone una buena contribución a la cultura de la empresa y genera un entorno positivo.

Aplicación práctica del liderazgo democrático

Una de las cosas buenas del liderazgo democrático es que se basa en el compromiso y no llega a los extremos, como los estilos autocrático y laissez faire. De hecho, no pertenece a ninguno de los extremos en la escala de autoridad, ni la delega por completo en los miembros del equipo, ni se la quita de raíz, para entregarla al líder.

CTA – Descarga ebook 7 – Liderazgo Consciente – TEXT

Una de las cosas buenas del liderazgo democrático es que se basa en el compromiso y no llega a los extremos

Se trata de un enfoque muy efectivo, que puede aplicarse en la mayoría de organizaciones con éxito. Para desplegar el liderazgo democrático de manera efectiva en la empresa, basta con tener en cuenta estas recomendaciones:

  • Invitar a la generación de ideas, a la participación y a opinar sobre las cuestiones relevantes a todos los miembros del equipo. Es buena idea comenzar por los más cercanos, recordando ofrecer cierta orientación sobre el estilo de liderazgo democrático y lo que puede aportar a la empresa. Siempre resulta positivo utilizar elementos de liderazgo afiliativo para fortalecer los vínculos.
  • Reforzar los canales de comunicación y velar por la transparencia en el intercambio de información. Para conseguirlo es suficiente con compartir con el equipo las novedades, prioridades, logros. No hay que quedarse ahí, sino tratar de brindar oportunidades para que las personas hagan preguntas. En el liderazgo democrático, es importante que se tome el tiempo para explicar las cosas a la gente, incluso si se trata de las propias decisiones. Explicar las cosas a las personas correctamente hará que se sientan valoradas y ayuda a recoger más información e ideas a través de la retroalimentación.
  • Poner en marcha facilitadores para el intercambio de ideas y la creatividad. Del antiguo buzón de sugerencias, tal vez con la forma de una bandeja de entrada en esta era digital; a las reuniones periódicas de intercambio de ideas sobre determinados temas. También puede funcionar optar por proporcionar incentivos para las mejores innovaciones o sugerencias.
  • Implementar procesos conjuntos de establecimiento de metas. Evite el liderazgo autocrático al establecer presupuestos, objetivos y metas personales tanto como sea posible. Se puede comenzar facilitando que las personas comiencen sugiriendo sus propios objetivos para, con el tiempo, ir ampliando esta autonomía a un grupo cada vez más grande y diverso.

El liderazgo participativo ayuda a construir una cultura atractiva y sólida, fuente de lealtad y valor. Si te preocupa el compromiso por parte de tu plantilla, puede que sea el momento de iniciar la transición hacia este enfoque. El coaching puede ayudar a tus líderes a ir logrando objetivos a este respecto.

CTA - Descarga ebook 7 - Liderazgo Consciente - Horizontal

Créditos fotográficos: fizkes

Entradas relacionadas

Deja un comentario